Aliento hasta el último suspiro

El Palencia Baloncesto prepara el partido más importante de su historia con ánimo, a pesar de las dos derrotas en Alicante

ESTHER BENGOECHEAPALENCIA
Aliento hasta el último suspiro

Se ha convertido en uno de los temas de conversación entre los aficionados al baloncesto. Y es que el Palencia tuvo contra las cuerdas al Lucentum Alicante en el partido del domingo, pero una segunda parte brillante por parte de los locales y una serie de polémicas decisiones arbitrales inclinaron el choque para los de Rubén Perelló (81-74). Pero no hay tiempo para lamentos y el equipo palentino ya prepara el tercer choque de la semifinal del play off ante el Lucentum Alicante. La cita es el viernes, a partir de las 21:00 horas, en el Pabellón Marta Domínguez, y después del choque del domingo en tierras alicantinas, el encuentro se prevé de alto voltaje. Con el resultado de

2-0 a favor de los lucentinos, los hombres de Nacho Lezcano necesitan la victoria para seguir en la lucha por el ascenso a la Liga ACB. «Tengo un equipo de jugadores ganadores y aquí nadie se quiere ir de vacaciones», señaló ayer el técnico palentino con contundencia.

Nacho Lezcano no fue capaz de permanecer los últimos momentos del encuentro del domingo en la pista del Centro de Tecnificación de Alicante. Se acercó al técnico del Lucentum, le felicitó y se perdió hacia los vestuarios cuando aún quedaba algún segundo del partido. Los alicantinos tiraron 25 tiros libres por 7 de los palentinos. «Creo que en el baloncesto hay unas normas y que se deben aplicar. Tiene que haber un límite, y los árbitros son los encargados de poner ese límite», argumentó ayer el entrenador sobre la polémica arbitral.

«Sí que hubo un desequilibrio con respecto a las faltas personales», reconocía ayer el capitán del Palencia Baloncesto, Carles Bravo. «Con el equipo que tiene el Alicante, tan físico por dentro y por fuera, no es normal que cometan la primera falta del tercer y del cuarto periodo a falta de tres minutos para el final», señaló el jugador. «A lo mejor hubiera sido más igualado el final si hubiéramos tenido más faltas a favor y más tiros libres», añadió ayer Carles Bravo, quien subrayó que «no hemos perdido por eso, pero ellos fueron 18 veces más que nosotros a la línea de tiros libres».

Bravo se convirtió en el protagonista, junto con el lucentino Álex Llorca, en los últimos minutos del partido, después de recibir un golpe del escolta rival durante una jugada e ir a recriminárselo. El capitán fue abucheado por la grada cada vez que entraba en la jugada hasta que el colegiado señaló el final del encuentro. «No me afectaron los pitos del público, fue una acción fortuita en la que pienso que me dio un golpe queriendo, pero ya está», subrayaba el jugador.

La plantilla palentina ya ha alejado los fantasmas del último partido de la fase de ascenso y todos los momentos que vivieron en el parqué alicantino. «El próximo partido es nuestro reto. Tenemos que ganar el viernes al Lucentum Alicante, y cuando lo hagamos, pues iremos a por el partido del domingo», añadió Carles Bravo. «Tenemos que vencerlos delante de nuestro público y lograr poder jugar otro partido más del play off, agregó el capitán.

El calor de la afición

«El Marta Domínguez está encantado con el equipo y nosotros con nuestra afición. La gente que vino al último partido ante el Força Lleida vio espectáculo, y seguro que repite para el próximo. Y los que no vinieron, que se animen a acercarse y que nos apoyen en casa», solicító Carles Bravo, animando a la afición a que llenen las gradas del pabellón palentino.

Por su parte, Nacho Lezcano mostró su confianza ante el nivel de su plantilla para el viernes. «Los jugadores van a estar aún más motivados de lo que lo estaban el domingo. El Palencia Baloncesto es un equipo que compite muy bien», manifestó el técnico.

La clave de Carles Bravo para buscar el triunfo ante los hombres de Rubén Perelló es que el Palencia sea fiel a su estilo. «Tenemos que desplegar nuestro estilo de juego, que es lo que nos ha llevado a estar donde estamos», subrayó el capitán. «Hemos hecho una gran temporada y también un gran play off», añadíó. «Tenemos que limar el rebote ofensivo porque no podemos dar una segunda opción a un equipo como el Alicante. Tenemos que estar muy concentrados todo el encuentro, no fallar en defensa y acertar todas las cosas fáciles», concluyó Carles Bravo.

Nacho Lezcano también tiene algunas de las claves. «Tenemos que recuperar el estado físico óptimo de los jugadores porque llevamos muchos partidos en muy poco tiempo. Lo principal es preparar el partido tácticamente», afirmó el técnico palentino con la vista puesta en la importante cita del Palencia en el play off del próximo viernes.