Urgen a limitar la velocidad en los barrios a 30 kilómetros por hora

El objetivo es reducir las cifras de atropellos de peatones, usuarios vulnerables de la vía pública en zonas urbanas

EL NORTESegovia
Paso de peatones, en Ezequiel González. / A. TANARRO/
Paso de peatones, en Ezequiel González. / A. TANARRO

Ecologistas en Acción, la Asociación Lola Velayos, el Colectivo Bicicla y la Asociación de Madres y Padres del colegio Martín Chico, colectivos todos ellos de Segovia, han urgido a que se implante de manera progresiva la velocidad máxima 30 kilómetros por hora en los barrios. La petición ha sido formulada con motivo de la Semana de la Seguridad Vial, iniciativa promovida por Naciones Unidas con el fin de reducir las cifras de víctimas del tráfico que este año tiene como lema 'Seguridad de los peatones, usuarios vulnerables de la vía pública en zonas urbanas'.

De acuerdo con los datos ofrecidos por la Concejalía de Tráfico, Movilidad y Seguridad Ciudadana, durante el 2012 se produjeron en Segovia 39 atropellos con 28 víctimas, tres de ellas mortales. En 29 ocasiones, los responsables fueron los conductores, principalmente por no respetar los pasos de peatones. Para estos colectivos las cifras reflejan la necesidad de concienciar a los conductores de la responsabilidad que implica manejar una máquina de mil kilos que se desplaza en un entorno habitado, así como de modificar el espacio urbano priorizando para ello la movilidad de los peatones.

A través de un comunicado recogido por Europa Press, han valorado la puesta en marcha durante el próximo verano de un Plan municipal de seguridad vial, que contempla la elevación, iluminación y señalización de pasos de peatones y la mejora de la regulación semafórica, intervenciones a su juicio «necesarias» y a las que, según indican, deben sumarse otras dirigidas al control de la velocidad.

El Ayuntamiento segoviano avanzó el pasado mes de febrero que en las zonas escolares y de especial incidencia de accidentes se limitará la velocidad y que ésta se reducirá a 20 ó 30 kilómetros en el interior de los barrios, una medida incluida en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS).