El Palencia pierde el primer asalto

Los hombres de Nacho Lezcano siempre estuvieron por detrás en el marcador ante el Alicante

OPTASPORTSALICANTE
Urko Otegui busca el pase ante Llorca / Álex Domínguez/
Urko Otegui busca el pase ante Llorca / Álex Domínguez

El Palencia Baloncesto cayó derrotado en el primer partido del play off ante el Lucentum Alicante por 86-75. Los hombres de Nacho Lezcano lo intentaron hasta el último segundo del encuentro, pero chocaron contra la defensa de un Lucentum que se amparó en su seguridad en la retaguardia y en su acierto desde el perímetro para lograr el primer punto.

El choque se inició con muchas imprecisiones por parte del Palencia Baloncesto, hecho que fue aprovechado por el cuadro local para tomar las primeras ventajas. Los palentinos, por su parte, se apoyaban en el tiro de Porzingis, autor de los primeros cinco puntos de los morados en el partido.

Pero fue una racha de inspiración del base local Sabat la que rompió el partido, al menos en el primer periodo. El catalán anotó 8 puntos claves en el despegue del Lucentum, obligando a Lezcano a solicitar el primer tiempo muerto del partido. El minuto de reflexión significó un toque de atención a sus jugadores, que comenzaron a apretar en defensa pero sin lograr recortar diferencias con los locales. Se llegó al final del primer cuarto con 25-16.

El segundo periodo se inició con jugadores morados mucho más incisivos en ataque, recortando distancias con el Lucentum en 3 minutos, gracias al estadounidense Jonathan Durley, máximo anotador de los palentinos con 16 puntos. El técnico local, Rubén Perelló, rotó el banquillo para volver a tener el mando del partido. La defensa alicantina subió en intensidad, aunque los visitantes supieron leer con más tranquilidad las ayudas defensivas del rival y lograron reducir distancias en los minutos finales de la primera parte. Se llegó al descanso con (43-38), solo cinco puntos por debajo en el marcador y con todo por decidir para la segunda parte.

Tras el reglamentario paso por vestuarios, y pese a las dos canastas iniciales de Jonathan Durley, los de Perelló volvieron a tomar distancia con su rival con facilidad. La máquina lucentina no estaba dispuesta a relajarse y a dejar escapar el partido, y siguió anotando con facilidad, aumentando la diferencia con su rival gracias a su acierto desde el perímetro, lo que unido a una efectiva defensa zonal disparó a los de Perelló en el electrónico a falta de tres minutos para el final del tercer cuarto (63-45).

Y todo esto, con dos MVP totalmente desconocidos en ataque en la cancha alicantina. Ni Coppenrath ni Urko Otegi estuvieron en sus números habituales, por lo que fueron optros los que brillaron ayer, como Bravo y Durley para los palentinos, o Rejón y Llorca para los locales.

El último periodo se inició con el Palencia Baloncesto mucho más metido en el partido, ayudado por su defensa zonal 1-3-1 que cortocircuitó a los de Perelló, reduciendo la diferencia en tan solo 3 minutos. Durante unos minutos pareció que sí que era posible la victoria para los de Lezcano.

Rubén Perelló pidió tiempo muerto y decidió rotar el banquillo para alejarse en el luminoso del Palencia Baloncesto. Los jugadores locales encajaron un parcial de más cinco puntos consecutivos que fue rápidamente equilibrado por su rival. El marcador lucía un 76-68, a falta de 5 minutos.

Los de Lezcano lo siguieron intentando hasta el último segundo, entrando en el último minuto solo siete puntos por debajo del Lucentum. Pero el conjunto local tuvo el temple y la experiencia necesaria para mantener y aumentar la distancia en el marcador y así llevarse el primer punto de las semifinales del play off. El equipo alicantino fue superior tanto en defensa como en ataque y dominó el juego de los palentinos todo el partido.

Fotos

Vídeos