Cañete no tiene "ningún dato" que avale el exterminio del lobo en Ávila

Tal y como denuncian determinados grupos ecologistas, que han conseguido reunir cerca de 100.000 firmas en una campaña en Internet

ICAL

El ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, ha asegurado hoy en Bruselas que no tiene ningún dato que avale el supuesto exterminio del lobo en Ávila, tal y como denuncian determinados grupos ecologistas, que han conseguido reunir cerca de 100.000 firmas en una campaña en Internet de denuncia el exterminio del lobo en la región.

Las poblaciones de lobos se han incrementado al sur del Duero de manera notable; no creo que estemos en situación de exterminio, ha declarado a la llegada al Consejo de Medioambiente de los 27. No tengo ningún dato facilitado por la Junta de Castilla y León que avale esa información, ni a favor, ni en contra, ha añadido.

Cañete, además, ha defendido que España cumple con todo rigor la normativa europea de protección del lobo. Se trata de la Directiva Hábitat, que define al lobo de la región sur del Duero como una especie prioritaria que hay que proteger. La norma comunitaria, aprobada en 1992, considera que la población está en peligro y, por ello, hay que conservarla. Sin embargo, este especial cuidado no se exige para la zona norte del Duero, donde sí está permitida la caza del animal.

Esta distinta gestión entre ambas zonas provoca un incremento de la población de lobos en la ribera sur del Duero. Una situación que amenaza el mantenimiento del desarrollo económico de las zonas rurales. Por ello, y a petición de la Junta de Castilla y León, Cañete pidió el año pasado en Bruselas mecanismos de flexibilidad que permitieran igualar el trato de las poblaciones en el norte y el sur de la zona y facilitaran una gestión sostenible del lugar. Pero la CE no fue partidaria de modificar la normativa y favorecer ese mayor control de las poblaciones de lobos, de manera que ahora hay que aplicar la normativa con todo rigor, ha sentenciado.