El alcalde de Velilla comparecerá en el juzgado para aclarar la concesión de un coto

El Ayuntamiento se negó a renovar el permiso a un solicitante porque había otros interesados y convocó una subasta

JOSÉ CARLOS DIEZVELILLA

El Ayuntamiento de Velilla deberá comparecer el próximo día 21 de mayo, a las 12.20 horas, ante el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 1 de Palencia con el fin de aclarar la concesión de un coto de caza después de que la Fiscalía abriera diligencias contra el regidor y cuatro concejales.

El denunciante argumentó que cuando se acabó la concesión, intentó renovarla, pero el Ayuntamiento se negó al haber otro interesado. Fue en ese momento cuando se inició el proceso de licitación mediante subasta. Según los hechos relatados, los agraciados con la concesión ofrecieron más dinero en la subasta que los primeros, por lo que les fue concedido. Mediante el derecho de tanteo se intentaron hacer con la concesión del coto, aunque el Ayuntamiento se reafirmó en la concesión a los nuevos licitantes.

Ahora, este club de caza reclama al Ayuntamiento de Velilla una indemnización por no haber podido cazar durante el tiempo que ha durado este proceso.

Con tranquilidad

Por su parte, el alcalde de la localidad, Gonzalo Pérez Ibáñez, se ha mostrado tranquilo con respecto a este proceso judicial, sobre el que ha afirmado que «lo encaramos con una tranquilidad absoluta, porque el Ayuntamiento ha preservado los intereses del municipio en contra de los caprichos de un señor que negó la tarjeta a un vecino de Velilla al que no se la podía negar».

Asimismo, el alcalde aseguró que «este señor solo se ha dedicado a dificultar el procedimiento de licitación para intentar que el presidente del otro club no pudiera cazar, perjudicando con ello también los intereses del Ayuntamiento», explicó. El alcalde insiste en que solo ha defendido los intereses del Ayuntamiento, «intentando solucionar los problemas surgidos entre el antiguo adjudicatario del coto y el actual sin haberlo conseguido, por lo que el Ayuntamiento se vio obligado a sacar a subasta la gestión del coto».