Solicitan la construcción de una losa en la que instalar los contenedores para vaciar el combustible de Garoña

Se trata de un paso necesario al desmantelamiento, notificado al Consejo de Seguridad Nuclear

EL NORTEBURGOS
Central nuclear Santa María de Garoña, ubicada en el Valle de Tobalina. / R. Ordóñez-ICal/
Central nuclear Santa María de Garoña, ubicada en el Valle de Tobalina. / R. Ordóñez-ICal

Nuclenor, empresa propietaria de la central nuclear burgalesa de Santa María de Garoña ha solicitado el Ministerio de Industria la construcción de una losa en la planta atómica en la que instalar los contenedores en cuyo interior se habrá de depositar el combustible de la central nuclear. Se trata de un paso necesario en la orden de desmantelamiento, aunque desde Nuclenor recalcan que «no tiene que ver con el desmantelamiento sino con el protocolo a seguir en tal caso», según indicaron a la Agencia Ical fuentes de la compañía.

La losa de hormigón se instalará en la propia central para albergar un número indeterminado de contenedores en los que depositar el material radioactivo que desde el mes de diciembre aguarda en la piscina. Las mismas fuentes confirmaron que «parte» del material irá a parar al ATC (Almacén Temporal Centralizado) de la localidad conquense de Villar de Cañas, donde se está previsto que vaya a parar parte del combustible, ya que no tiene capacidad para albergar la totalidad del material de la central burgalesa.

La solicitud se solicitó hace varias semanas, aunque se encuentra a la espera de que la respuesta que emitan los ministerios de Industria y Medio Ambiente, responsables del visto bueno y la aprobación de dicha solicitud. Hasta que ambos ministerios no den su respuesta no se conocerá la fecha de instalación del sistema de almacenaje.

Enresa, la empresa pública encargada de la gestión de los residuos radiactivos y el desmantelamiento de centrales nucleares, (dependiente del Ministerio de Industria) será la encargada de determinar los pormenores de la operación y la distribución de los contenedores en el ATC.

Hasta el 7 de julio

Por su parte, el responsable del Comité de Empresa de Garoña, Alberto César, en declaraciones a Ical indicó «desconocer» si se ha solicitado o no la construcción de una losa para instalar los contenedores de vaciaje, porque «de momento seguimos trabajando con la mirada puesta en el próximo 7 de julio», fecha en la que la central debería echar su cierre definitivo.

Desde el mes de diciembre, Garoña se encuentra parada aunque el 40% de los equipos está a «pleno rendimiento» para mantener las operaciones necesarias y garantizar la seguridad de la planta atómica. «Hay muchos equipos parados pero otros que están al cien por cien», garantizó César, quien entiende que «a los trabajadores se les escapan las cuestiones de protocolo que se notifican al CSN».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos