Los recortes tocan otra vez al soterramiento con la eliminación de la estación provisional y el acortamiento del túnel para coches de Arco de Ladrillo

El Ayuntamiento recurrirá ante el Supremo la sentencia del TSJ que anula la operación en el suelo de los nuevos talleres de Renfe

J. A.VALLADOLID
León de la Riva y Richard Rogers. / HENAR SASTRE/
León de la Riva y Richard Rogers. / HENAR SASTRE

El alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, ha anunciado esta mañana que el proyecto del soterramiento en su tramo urbano sufrirá dos cambios para ahorrar costes. Así, se descarta definitivamente construir una estación provisional de trenes cuando la tuneladora comience a trabajar en el entorno de la actual terminal ferroviaria de Campo Grande y se quiere reducir al máximo la longitud del túnel para coches previsto en la Carretera de Madrid, cuya inversión estaba estimada en 36 millones de euros.

El primer edil ha anunciado también que el Ayuntamiento recurrirá ante el Tribunal Supremo la sentencia del TSJ que anula la modificación del PGOU en el Páramo de San Isidro, donde se ultima la construcción del nuevo complejo de los talleres de Renfe y en la que está prevista la construcción de 4.610 viviendas que el TSJ considera que la ciudad «no necesita».

Mañana toda la información en la edición de papel de El Norte de Castilla.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos