La Plataforma Stop Desahucios de Segovia reclama un cambio legislativo

Medio centenar de personas del nuevo colectivo participan en una concentración informativa en la plaza del Azoguejo

M. A. LÓPEZSEGOVIA

Nace de la necesidad, de una realidad cuyos promotores acaban de conocer, la existencia en la ciudad de Segovia de cerca de 250 procedimientos de desahucio que afectan a otras tantas familias, amenzadas con perder sus viviendas porque no pueden pagar la hipoteca. La Plataforma Stop Desahucios de Segovia surge de los dieciocho colectivos que forman parte de la Plataforma Unitaria contra la Crisis y la Cumbre Social de Segovia, y muchos de sus componentes han participado en actividades del Movimiento 15-M. Este sábado, la nueva plataforma tuvo su primera actividad en la plaza del Azoguejo, donde medio centenar de personas celebraron una concentración informativa y reclamar una legislación hipotecaria «más justa».

Soledad Sacristán, una de las personas que ejercen como portavoces de esta Plataforma Stop Desahucios, explicó que la iniciativa ha valorado la falta de una organización en Segovia que defienda los derechos de los afectados por los procedimientos hipotecarios iniciados en los juzgados por las entidades bancarias. Son «esclavos de los bancos y de un capitalismo salvaje», y si a quienes han tomado la iniciativa les llama la atención la cifra de familias afectadas en Segovia capital, esperan a conocer los datos de los juzgados de Santa María la Real de Nieva, Sepúlveda y Cuéllar para emprender acciones que pueden llevarles a las sedes judiciales a reclamar la paralización de los expedientes de desahucio.

Condiciones «abusivas»

Esta concentración coincidió con otras convocadas en toda España por los mismos motivos. Según indicó Sacristán, desde 2007 han sido más de 400.000 las familias que han perdido su vivienda por las «abusivas condiciones» de la legislación española, «la más injusta de Europa» porque, «de forma intolerable, los bancos se quedan con las viviendas por el 50% de su tasación y las familias continúan con la deuda de por vida». Y la consecuencia es que esa dinámica «lleva a la exclusión y a la probreza».

El cambio de la Ley Hipotecaria, para permitir que quienes no puedan pagar el préstamo puedan acudir a la dación en pago con efecto retroactivo, saldando así por completo la deuda, es una de las principales exigencias de esta plataforma, que anima a los ciudadanos a informarse. Otra demanda es la de que el Gobierno modifique la tibia reforma pactada con el PSOE y «dictada por la banca», porque es «un parche, una moratoria de dos años que aumenta la deuda de las familias, que siguen acumulando intereses y con la amenaza de perder sus viviendas».

Fotos

Vídeos