Sueldos (y más) de sus señorías en las Cortes

Junto con la nómina, los cinco miembros de la Mesa y los tres portavoces cobran 1.800 euros más al mes para «desplazamiento y locomoción». Seis de ellos tienen coche oficial

J. I. FOCES

Bajo el epígrafe 'Gastos de locomoción y desplazamiento', catorce de los 84 procuradores de las Cortes de Castilla y León reciben mensualmente un sobresueldo que se une a su salario fijo y a otras retribuciones en especie. Ese sobresueldo mensual asciende para ocho de esos 14 políticos a 1.800 euros y para los otros siete, a 1.440 euros.

Los 1.800 euros al mes los ingresan los cinco miembros de la Mesa de las Cortes (presidenta, vicepresidente y secretaria primera, del PP; y vicepresidente segundo y secretaria segunda, del PSOE) y los tres portavoces de los grupos (PP, PSOE y Mixto -donde se integran Izquierda Unida y la Unión del Pueblo Leonés). De estos ocho parlamentarios, la presidenta de las Cortes cobra menos que el resto, 68.982 euros brutos al año, frente a los 71.886 de los otros siete, sus cuatro compañeros de Mesa y los tres portavoces. La razón, que ella tiene equiparado su sueldo al del presidente de la Junta, que hace tiempo se lo bajó más que el resto de los políticos con nómina que cobran de la Hacienda de Castilla y León y obligó a los demás presidentes de instituciones y órganos autonómicos a rebajárselo a su nivel.

Para que el lector se haga una idea de lo que cobra un miembro de la Mesa de las Cortes o un portavoz parlamentario, la distribución de dinero por retribuciones y 'gastos de locomoción y desplazamiento' es como sigue en este grupo de parlamentarios y en este momento: La presidenta cobra 4.927 euros de salario (14 pagas al año, este año trece por la supresión de la 'extra' de navidad), más los 1.800 euros cada mes de locomoción y desplazamiento. Los vicepresidentes de las Cortes, los secretarios de la Mesa y los tres portavoces parlamentarios, 5.135 euros (14 pagas anuales, trece este año), más los 1.800 euros al mes para locomoción y desplazamiento. Además, a esto se une que las Cortes les pagan los gastos de teléfono móvil.

Coche oficial, seguro...

El lector puede preguntarse qué tiene de extraño que se pague locomoción y desplazamiento al mes a quien tiene su puesto de trabajo en la capital vallisoletana y su lugar de residencia en Miranda, León, Burgos, Salamanca o Segovia. No tendría nada de extraño si no fuera porque se paga 1.800 euros al mes para desplazamiento y locomoción a quien tiene coche oficial con cargo al Presupuesto de las Cortes o bien reside en la misma ciudad donde se asienta su puesto de trabajo.

Así, los cinco miembros de la Mesa de las Cortes cobran 1.800 euros más al mes por locomoción y desplazamiento pese a tener coche oficial con conductor de plantilla de la Cámara parlamentaria. Y a los grupos parlamentarios se les paga anualmente un dinero para que pongan coche y conductor a sus portavoces. Junto a ello (sueldo, kilometraje, teléfono móvil y coche oficial), las Cortes de Castilla y León les paga el seguro a todo riesgo de sus coches particulares. Por los datos que obran en este periódico, solo la presidenta de las Cortes, Josefa García Cirac, no cobra el seguro a todo riesgo de su vehículo privado; renunció al mismo nada más tomar posesión de su cargo hace año y medio. Y en 2013 le van a imitar sus compañeros de Mesa, que renunciarán a ese estipendio en especie.

No es esta la única muestra de ahorro que ha practicado García Cirac. En menos de año y medio ha reducido los gastos de atenciones protocolarias a la mínima expresión: ahora mismo son la décima parte del último año de su antecesor. De 54.000 euros que tenía esta partida presidencial en las Cortes en 2011 a 5.400 que tendrá desde enero.

En el segundo escalón se asientan los viceportavoces, adjuntos y secretarios de grupo: dos por el PP (tiene derecho a tres, pero mantiene vacante una plaza), tres por el PSOE y uno por el Mixto. Estos reciben una nómina mensual de 3.978 euros (por 14 pagas, trece este año) y 1.440 euros para gastos de locomoción y desplazamiento. De estas seis señorías, dos residen en Valladolid, la ciudad en la que se asienta su puesto de trabajo y en la que, por tanto, tienen muy cerca de su domicilio (alguno va en autobús) el despacho-escaño. También disponen de teléfono móvil con cargo a las Cortes y seguro a todo riesgo para sus vehículos particulares (todos los procuradores lo tienen).

No es nuevo

Todos los datos que aparecen en esta información están confirmados no solo oficialmente por la institución pagadora, sino por los propios perceptores. Esto ha permitido conocer que estos ingresos especiales (pago de 1.800 euros y seguro de coche particular para quienes tienen coche oficial a cuenta del Presupuesto anual de la Cámara) es algo que sus señorías cobran desde julio de 1987. Fue el día 3 de aquel mes y año cuando la Mesa de las Cortes acordó poner estas cantidades extraordinarias a los miembros de la Mesa, portavoces y viceportavoces. La cifra, bajo el epígrafe 'asignación de gastos', se ha ido revisando posteriormente en distintas ocasiones, coincidiendo con los cambios de los componentes de la Mesa de las Cortes en las elecciones (1991, 1995, 1999, 2003 y 2007), pero nunca recortarlos. Todo lo contrario. Así, en 2003, recién pasadas las elecciones autonómicas, la Mesa acordó incrementar la cantidad que mensualmente reciben del Presupuesto de la Cámara los grupos para sus gastos, con el fin de que pudieran comprar un coche a sus portavoces y pagar a un conductor. El motivo, que debido a que tienen que desplazarse por toda la comunidad no tuvieran que hacerlo siendo ellos mismos los que conducen el vehículo. (Hoy en día, el grupo mixto no tiene coche con cargo al presupuesto de las Cortes y el portavoz del PSOE no se desplaza en el coche para el que su grupo recibió los fondos del Presupuesto de la Cámara en su momento.)

Por lo que ha confirmado a este diario alguno de los beneficiarios de este tipo de retribuciones, la cantidad de 1.800 euros y la de 1.440 no son ingresadas dentro de la nómina mensual. Dos experceptores han asegurado que esa cifra les llega por transferencia bancaria distinta a la del sueldo. «En el documento para formalizar la declaración del IRPF se podía observar la diferencia entre las cantidades que nos ingresaban y la que correspondía estrictamente al salario mensual», ha indicado uno de los consultados.

La decisión de la Mesa de las Cortes de julio de 1987 que dio carta legal al pago de 1.800 y 1.440 euros, según los casos, para gastos de locomoción y desplazamiento fue adoptada en consonancia con otros parlamentos autonómicos e, incluso, el nacional. Congreso y Senado abonan cifras muy similares por los mismos conceptos a sus presidentes, vicepresidentes, portavoces y adjuntos. Además, el Congreso tiene también para estos cargos otra cantidad de 'libre disposición' que oscila, según el cargo, de 677,35 euros a 2.728 euros.