El Centro de Estudios Vacceos crea diez becas para las prácticas obligatorias de arqueología

El equipo de Carlos Sanz espera recaudar 20.000 euros con un calendario divulgativo para excavar en Pintia

V. M. NIÑOVALLADOLID
Desde la izquierda, Alejandro Arias, Rocío Anguita, Milagros Alario, Carlos Sanz. / M. A. SANTOS/
Desde la izquierda, Alejandro Arias, Rocío Anguita, Milagros Alario, Carlos Sanz. / M. A. SANTOS

Las prácticas en empresas o instituciones durante los estudios universitarios han pasado de la voluntariedad a la obligatoriedad. La matrícula del cuarto año de grado, según el Plan Bolonia, las debe incluir. Los primeros alumnos en llegar al último curso de este plan lo hacen en el peor momento, en medio de una crisis económica de incierto final. Por eso Carlos Sanz, profesor de la UVA y cabeza de uno de los pocos yacimientos arqueológicos que no han dejado de excavar, ha impulsado la creación de diez becas para otros tantos alumnos de Historia. Desde el centro de Estudios Vacceos y por quinto año consecutivo han lanzado un calendario divulgativo que tiene por tema en este caso los rituales funerarios. Con dibujos del profesor Luis Repiso Cobos e información del Centro, este almanaque se venderá al precio de 5 euros y tiene una tirada de 4.000. La recaudación se destina a la dotación de las becas. «No son prácticas remuneradas, aclaró la vicerrectora XX, sino una ayuda para manutención y desplazamientos ya que los yacimientos están fuera del ámbito urbano». Con esta iniciativa se cubren las prácticas de un 12% de los alumnos de esa especialidad, aún queda por determinar que ocurrirá con el resto de los diez grados que se imparten en la Facultad de Filosofía y Letras de Valladolid.

Fotos

Vídeos