Un Alvia descarrila al salirse el eje de un vagón en el intercambiador de Valdestillas

Los 202 pasajeros, que salieron ilesos, fueron trasladados en cuatro autobuses a la estación

J. SANZVALLADOLID
Tren descarrilado en el intercambiador de Valdestillas / Fernando Blanco./
Tren descarrilado en el intercambiador de Valdestillas / Fernando Blanco.

Los doscientos pasajeros que realizaban a primera hora de la tarde de este domingo el trayecto de alta velocidad entre las estaciones de Chamartín y Campo Grande se llevaron un susto monumental cuando apenas les faltaban unos minutos para llegar a su destino en la capital vallisoletana. Uno de los ejes del convoy se salió cuando atravesaba el intercambiador del ancho de vía situado en Valdestillas y el tren acabó descarrilando parcialmente. Los viajeros, eso sí, pudieron salir por su propio pie y tanto ellos como el maquinista resultaron ilesos, según confirmaron fuentes del 112 y de la operadora Renfe.

El accidente ocurrió a las 14:46 horas en el citado punto de la vía de alta velocidad, situado a 22 kilómetros de la capital. El Alvia que realizaba el trayecto entre Madrid, Valladolid y Santander, y que había salido a las 13:20 de la estación de Chamartín, efectuaba la operación de cambio del ancho del eje en el intercambiador de Valdestillas, para pasar del internacional (alta velocidad) al ibérico, cuando uno de «los ejes del tercer vagón de cola se salió de la vía» y provocó el descarrilamiento de una parte del convoy, que simplemente se detuvo sin llegar a volcar, según informaron fuentes de la compañía ferroviaria, que apuntaron que el tren circulaba a apenas veinte kilómetros por hora durante la maniobra.

Los 202 pasajeros que viajaban en el Alvia tuvieron que esperar junto a la vía el intercambiador cuenta con un pequeño apeadero durante más de hora y media la llegada de los cuatro autobuses que debían trasladarles hasta la estación Campo Grande. Once de ellos avisaron antes a sus familiares, que les recogieron en sus vehículos particulares, y dos más cogieron un taxi.

Tres horas de retraso

El grueso de los viajeros fueron trasladados finalmente a las 16:10 horas y en torno a las seis de la tarde, en el caso de los pasajeros que viajaban a Santander, fueron reubicados en un tren S-120 para continuar el trayecto hasta la capital cántabra. Los afectaron acumularon un retraso de tres horas y cinco minutos con respecto a la hora prevista de llegada a la estación vallisoletana, según señalaron las fuentes de Renfe consultadas, que justificaron el retraso en el «tiempo empleado para localizar los autobuses de empresas privadas para el traslado».

La presencia del convoy siniestrado, que permanece detenido en el intercambiador de Valdestillas, no afectó al resto de trenes que realizan el trayecto entre las capitales madrileña y vallisoletana, ya que pudieron realizar la maniobra para cambiar el ancho del eje «en otro intercambiador alternativo». Los operarios de la compañía ferroviaria trabajaban aún al cierre de esta edición para segregar el convoy y retirar el vagón afectado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos