Descubre la calle Santiago, por un paseo edificio por edificio

Un recorrido al detalle permite descubrir la historia y los secretos de la calle más paseada de la capital

V. M. V.
Calle Santiago. / Gabriel Villamil/
Calle Santiago. / Gabriel Villamil

Este fin de semana, le invitamos a darse un paseo por la calle Santiago y celebrar así que la vía cumple 30 años sin coches (desde el 1 de diciembre de 1982). Pero ojo, porque el recorrido tiene que hacerse no con la intención de otras veces (de escaparate en escaparate o a la carrera hacia otro lugar), sino con la vista puesta en los detalles (los muchos detalles) que ofrece la vía más señorial de Valladolid. La hemeroteca de El Norte, la 'Guía de la Arquitectura de Valladolid' y el libro 'Las calles de Valladolid' nos sirven de guía para alimentar el artículo que este sábado publica El Norte de Castilla, una suerte de puzle para desentrañar, pieza a pieza, la esencia de la calle Santiago.

Aquí conviven edificios representativos del racionalismo del decenio de 1930 (sobre todo en la manzana entre la Plaza Mayor y la calle Constitución, en los bloques entre Soler y Caja Laboral) con los hitos de la modernidad urbanística, que llegó a la ciudad con el bloque de Santiago, 31, llamado la torre de Valladolid por ser de los primeros en alcanzar las doce plantas de altura. Aquí, en Santiago, se encuentra el edificio de La Unión y el Fénix, con su figura alada en la cúpula, un emblema vallisoletano que reproduce el que la compañía de seguros construyó en Madrid en el año 1905. Y también está la casa de los Canónigos (número 15) con uno de los mejores portales de la ciudad (con capiteles, frisos y figuras en estuco).

El portal de Santiago 9 exhibe el cuadro 'Rumor de Palacio' de Luis Jaime Martínez del Río (1991) y el del número 25 conserva una placa (y un medallón del presidente) que recuerda que el inmueble fue propiedad de la empresa de máquinas de coser Singer. Hay más placas en la calle, como la dedicada a Miguel Delibes (en la iglesia de Santiago) o esa otra del Ministerio de Trabajo que refleja, en el número 26, que «esta casa está acogida a los beneficios de la Ley de Paro de 25 de junio de 1935».

El interior de la cuchillería Blanco es una delicia y tampoco habría que pasar de largo los escaparates de Carmy, del frontal de madera de la joyería Los Ángeles o del interior de la iglesia de Santiago (de aquí parte el camino señalizado con conchas hasta el albergue de Puente Duero). En fin, hoy es un buen día para pasear por Santiago y recordar que los coches no pasan por aquí desde el 1 de diciembre de 1982 (y que el tranvía dejó de circular el 6 de noviembre de 1933).

El Norte de Castilla publica estos días un especial que conmemora los 30 años sin coches de la calle Santiago. El periódico de hoy sábado realiza una disección de los principales edificios de la calle. El domingo conoceremos a los protagonistas, los vecinos y negocios de la vía y el lunes será el momento para recordar históricos comercios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos