Secot ha apadrinado 1.600 empresas en sus veinte años de vida en la región

El Voluntariado Senior de Asesoramiento Empresarial cuenta con 61 socios en Castilla y León

Á. BLANCOVALLADOLID
Un momento de la celebración del aniversario de Secot. / ICAL/
Un momento de la celebración del aniversario de Secot. / ICAL

En los veinte años de trayectoria que Secot acaba de cumplir en Valladolid, sus 61 socios han participado, de forma altruista, en el asesoramiento de 1.600 proyectos empresariales que se han beneficiado de sus conocimientos. El Voluntariado Senior de Asesoramiento Empresarial (Secot) está formado por profesionales cualificados jubilados, aunque también los hay en activo, que ofrecen sus experiencias en gestión a aquellas personas que deciden lanzarse a la aventura no pocas veces inhóspita de emprender un proyecto empresarial. Les facilitan la creación de puestos de trabajo y aportan su diagnóstico en forma de respuestas a todas las dudas e inseguridades que se le plantean a un 'novato'.

Nacido por iniciativa de Lucila Gómez Baeza, Secot echó a andar en Valladolid en diciembre de 1992 de la mano de Francisco Martínez Angulo, que acababa de jubilarse como directivo de Michelin. La asociación celebró ayer su 20º aniversario con la presencia del alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva, y el presidente de la Cámara de Comercio, José Rolando Álvarez.

Presidida en la actualidad por Tomás Fernández de Larrinoa, Secot está este año doblemente de enhorabuena. No en vano, después de dos décadas en las que centralizaba desde la delegación vallisoletana el asesoramiento a todos los emprendedores de la comunidad autónoma, el pasado mes de mayo veía como el dinamismo de los seniors leoneses propiciaba la creación de una nueva delegación.

En el acto celebrado ayer en la Cámara de Comercio, se rindió un homenaje a los pioneros de la asociación (el fallecido Antonio Fernández, Luis Mayorga, Salvador Barrios, José Luis Vaquero y Fidel Polanco) y se hizo un recorrido por los logros de sus veinte años de trayectoria, presididos por el lema de su fundadora: «El empleo se crea cuando hay un proyecto, ilusión y la determinación de llevarlo a cabo».

Cada vez más demanda

En los últimos tiempos, Secot ha incrementado el número de asesorías y, si la media anual solía ser de 85, hasta el pasado mes de octubre los seniors de la comunidad han realizado 142. No solo emprendedores españoles acuden al voluntariado, sino que el 30% son extranjeros. En la actualidad, dos búlgaros y un tunecino han acercado sus planes de empresa hasta la asociación.

Secot mantiene acuerdos y convenios con la Confederación Vallisoletana de Empresarios, la Universidad Europea Miguel de Cervantes, la patronal burgalesa (FAE), la Fundación Andrés Coello, Iberaval y las cámaras de Valladolid, Segovia, Salamanca y León.

Según explicó José González Torrico, vicepresidente segundo de Secot, Telefónica, Renault y Michelin fueron las empresas que más socios aportaron en los orígenes. Luego se han unido otras como Acciona, Endesa, Renfe y profesionales liberales. «Si de algo nos sentimos especialmente orgullosos explicó es de las charlas que llevamos a cabo en centros de FP de toda la región, así como de la tutoría del Proyecto Yuzz, patrocinado por Banesto para jóvenes que quieren crear su empresa».

En el transcurso de la celebración de ayer tuvo lugar una mesa redonda en la que Raquel Ibáñez, gerente de Science Fantasy; Carmen Barrientos, de Talleres Barrientos; Carmen Clemente, del restaurante Las Aldeanas; y el periodista Carlos Bailón comentaron los pasos que tuvieron que dar y las ayudas que recibieron durante su camino hacia el emprendimiento.

Experiencia sin precio

«El brillo de los avances tecnológicos, lamentablemente, ha marginado el saber hacer que tradicionalmente se transmitía de una generación a otra. Pero el valor de la experiencia no tiene precio», advirtió el alcalde, para quien «ahora más que nunca, los jóvenes emprendedores necesitan que alguien les allane el camino y el apoyo de aquellos que cuentan con conocimiento y experiencia cobra mayor trascendencia».

José Rolando Álvarez, llamó la atención sobre el hecho de que «socialmente se infravalora la aportación de personas tan valiosas como son los mayores». «Hay que reaccionar añadió, ponerse en marcha y facilitar que los jóvenes hagan realidad sus sueños empresariales».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos