Dos muertos en una colisión frontal entre dos turismos cerca de Medina de Rioseco

Los vehículos chocaron en un tramo en curva de la N-601 a primera hora de la madrugada

J. S.VALLADOLID

La noche cerrada unida a la lluvia y a un tramo en curva de la ya de por sí peligrosa calzada de la carretera de León se conjugaron a primera hora de la madrugada de ayer en el doble accidente mortal registrado a cuatro kilómetros del casco urbano de Medina de Rioseco en un paraje conocido como la cuesta de los Coruñeses. Allí colisionaron frontolateralmente dos turismos y perdieron la vida el conductor de uno de ellos y la joven que viajaba de copiloto en el otro. El acompañante de esta última resultó herido de gravedad.

Los hechos ocurrieron a las 0:45 horas a la altura del kilómetro 227 de la citada Nacional 601, en un tramo de curvas y en cuesta situado antes de llegar al municipio desde la capital. Y en ese sentido viajaban los dos ocupantes de un Fiat Punto, ambos vecinos de la localidad, cuando impactaron contra el lateral derecho de un segundo turismo, un Opel Vectra conducido y ocupado en solitario por un ciudadano de nacionalidad portuguesa, que pudo cruzarse de carril en circunstancias que se desconocen cuando circulaba por el carril en sentido a la ciudad.

Fruto del violento impacto quedaron atrapadas dentro de los dos vehículos tanto el conductor del Vectra como la acompañante del Punto, cuyos cuerpos, ya sin vida, tuvieron que ser rescatados por los efectivos del cercano parque de Bomberos de Medina de Rioseco. El único superviviente a la tragedia fue el conductor del Fiat, un joven de 32 años, cuya identidad responde a las iniciales D. F. G., y que fue evacuado minutos después en ambulancia con lesiones de pronóstico grave al hospital Río Hortega.

En el siniestro perdió la vida su acompañante, una joven de 21 años, R. F. P., una vecina, al igual que el herido, de Medina de Rioseco; así como el conductor del Opel Vectra, en este caso un varón portugués, de iniciales A. T. A., de 35 años. Sus cuerpos fueron trasladados al Instituto de Medicina Legal (IML) para la práctica de la pertinente autopsia.

El alcalde de Medina de Rioseco, Artemio Domínguez, mostró ayer la «conmoción» de los vecinos del municipio por los dos fallecimiento y, en especial, por la pérdida la joven de 21 años, cuya familia es «muy conocida y querida» en el municipio por su pertenencia a la populosa cofradía de Longinos, de la que eran miembros tanto ella como su padre, un fontanero de la villa. El funeral por esta joven tendrá lugar hoy en el municipio riosecano.