Mujeres emprendedoras en el medio rural

Cuatro empresarias con negocios en sus pueblos afirman que «los sueños existen y algunos se cumplen»

E. R. C.Valladolid
Tres de las cuatro emprendedoras en el medio rural que relatan su experiencia. / G. Villamil/
Tres de las cuatro emprendedoras en el medio rural que relatan su experiencia. / G. Villamil

Las suyas son historias con final feliz, pero con un camino recorrido lleno de esfuerzo y dificultades. Emprender en un pueblo no es sencillo, pero sí posible y el ingrediente fundamental que todas destacan es que «hay que tener claro que se quiere vivir en el medio rural». Estas cuatro mujeres le ponen voz y letra a la historia de otras muchas más; algunas abandonaron sus trabajos para volver a sus localidades de origen y dar vida a nuestro medio rural, otras han vivido en él siempre. Aman su tierra y quieren garantizarle un futuro, son emprendedoras, algunas ya dan empleo a más personas, mientras otras piensan en cómo irán creciendo unos negocios, que aún están en pañales. Todas comparten su lucha por quedarse en el medio rural.

Cereal etíope

María Pérez es la novata. Vive en San Martín del Valle (Palencia) y su empresa Salutef apenas cuenta con unos meses de vida. Comercializa y envasa copos de teff, un cereal que proviene de Etiopía y que, a sus múltiples cualidades alimentarias, suma una fundamental: no tiene gluten y, por tanto, es apto para celíacos. María trabajaba en Palencia como ingeniera agrónoma, asesorando a emprendedores en el medio rural; al final, el aprendizaje y esos consejos son los que se ha aplicado a sí misma en su vuelta al campo.

Zapatos con vida propia

Mónica Calderón es enfermera, una profesión que ha compatibilizado hasta hace unos meses con su taller de diseño y confección de zapatos y complementos. Todo arrancó hace ocho años, sin un trabajo fijo al que dedicar el día a día, Mónica decidió aprovechar parte de la tienda de alimentación de su madre, en Guardo (Palencia), para montar una zapatería, un espacio que desde hace dos años no solo vende zapatos, sino que les da 'vida propia'. Comenzaron haciendo tocados y ahora hacen «muchas cosas para que la mujer pueda diseñar sus propios complementos, zapatos, camisetas, lo que les apetezca».

Vive en Guardo, al igual que su socia, porque ambas están convencidas de que esa localidad es «su vida, su futuro, sus parejas», en definitiva «su decisión» porque «quieren luchar por ello». Entrar en el mundo de la moda no ha sido sencillo, han tenido que hacer contactos con muchas tiendas, proveedores y diseñadores.

Vidrio y joyas

Loreto Fernández da vida a www.lorenia.es, una empresa diseña y fabrica, de manera artesanal, joyería y artesanía con cristal fundido, «vidrio en horno a 850 grados y soplete, y todo manual».

Loreto nació y vive en Santervás de la Vega (Palencia), lleva más de 15 años dedicada al mundo de la artesanía, su «sueño» era poder vivir en su localidad natal y montar, en ella, una empresa. En su caso necesita acompañar la artesanía con la agricultura y la ganadería.

Turismo

La más veterana de las cuatro es Loli Elena, lleva dos décadas regentando el Centro de Turismo Rural El Zaguán, en Lerma (Burgos), cuando empezó, en Castilla y León apenas se hablaba de lo que era el turismo rural, hoy la comunidad es un referente nacional. Se define como una mujer «luchadora y emprendedora» y se siente «feliz y contenta» de vivir en su localidad natal. Nació en Lerma, estudió, trabajó por cuenta ajena y decidió convertir la casa familiar en un hogar, temporal, para otras personas y familias.

Para María, o lo que es lo mismo www.salutef.com; Mónica, o vidapropiatocados.blogspot.com; Loli, o www.elzaguanlerma.com; y Loreto, o www.lorenia.es, la vida y sus negocios en el medio rural no serían posibles sin acceso a Internet, a través de la red conectan con sus clientes, proveedores y se dan a conocer.

Los sueños existen y algunos también se cumplen.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos