Tordesillas vive Halloween

Los alumnos del Pedro I elaboran 300 calabazas y 200 sombreros de brujas

PATRICIA GONZÁLEZTORDESILLAS

Más de trescientas calabazas y doscientos sombreros de brujas conforman la primera gran exposición de Halloween de los alumnos de infantil y primaria del colegio público Pedro I de Tordesillas. Goma eva, cartulina, cera, luces y música son solo un pequeño ejemplo de los materiales que los escolares han escogido para decorar en muchos casos, con la ayuda de sus progenitores los gorros y las calabazas, el icono de la fiesta de Halloween (contracción de All Hallows' Eve, 'Víspera de Todos los Santos') que se celebra en la noche del 31 de octubre.

La peculiar muestra, que ha acabado con las existencias de calabazas de todos los supermercados de la localidad vallisoletana, se ha puesto en marcha para celebrar que este es el primer curso en el que el centro cuenta con una sección bilingüe.

«Como este es el primer año que somos centro bilingüe, decidimos poner en marcha esta iniciativa que ha permitido a los chicos aprender y divertirse», comenta el director del centro, Juan José Esteban Rubio. La participación ha sido tan elevada, que los profesores han tenido que distribuir las calabazas y los sombreros por diferentes partes del colegio. El grueso de la muestra está en la biblioteca conocida como 'el saloncito de la señorita B', pero los trabajos de los alumnos de tres años están expuestos en el hall de la puerta de la rampa y los de los niños de cuatro y cinco años en el hall de la puerta del arenero.

Fotos

Vídeos