Iberdrola y Neoenergia inician en Brasil las obras del complejo eólico de Calango

La compañía que preside el salmantino Ignacio Sánchez Galán y su participada brasileña tienen en fase de construcción diez parques en el país sudamericano

JULIO G. CALZADAValladolid

La empresa de suministro y producción de energía Iberdrola, líder mundial en energía eólica, y el consorcio brasileño Neoenergia, en el que la compañía que preside el salmantino Ignacio Sánchez Galán tiene una participación del 39%, han iniciado las obras de construcción de su complejo eólico de Calango, que se convertirá una de las instalaciones renovables más grandes de Brasil, con 150 megavatios (MW) de capacidad.

El complejo de Calango, formado cuando se culmine el proyecto por cinco parques eólicos de 30 MW de potencia cada uno, se ubicará en el estado de Rio Grande Do Norte y su entrada en funcionamiento está prevista para finales de 2013.

Gracias al arranque de este nuevo proyecto, Iberdrola y Neoenergia tienen en fase de construcción los 10 parques eólicos que promueven de manera conjunta en este país y que alcanzarán una capacidad de 288 MW.

Las otras cinco instalaciones Mel 2 (20 MW) y Arizona 1 (28 MW), en el estado de Rio Grande, y el complejo de Caetité (90 MW), formado por tres parques de 30 MW de potencia se encuentran en un avanzado estado de desarrollo.

Potencia y puestos de trabajo

La potencia de estas 10 infraestructuras eólicas permitirá la generación de la energía suficiente como para asegurar el suministro eléctrico a cerca 450.000 brasileños, de forma que se evita además la emisión a la atmósfera de 510.000 toneladas anuales de dióxido de carbono (CO2).

La fase de construcción de todos estos parques propicia la creación de 200 puestos de trabajo y, cuando se produzca su puesta en marcha, otros 20 profesionales serán contratados para su operación y mantenimiento.

Los aerogeneradores que se montarán en estas instalaciones son de la española Gamesa, empresa de referencia para Iberdrola a la hora de equipar sus proyectos renovables en el mundo, y se construyen en la fábrica que esta compañía tiene en el municipio de Camaçarí, en el estado de Bahía.

Todos los proyectos se financian a través del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) y el Banco de Brasil, gracias a la firma de 10 créditos que suman un montante total de 300 millones de euros.

Vencedoras en la licitación

Iberdrola y Neoenergia desarrollan esta decena de parques tras resultar vencedoras en la licitación A-3 de agosto de 2010 para la promoción de las energías renovables celebrada en este país, organizada por la Agencia Nacional de Energía Eléctrica (Aneel) en el marco del Programa de Aceleración Económica del Gobierno brasileño. Las instalaciones se ubican en los estados de Río Grande do Norte y Bahía, dos zonas estratégicas para el desarrollo de proyectos eólicos por su elevado índice de horas de viento.

Esta iniciativa de Iberdrola en Brasil es una de las más importantes que se realiza en estos momentos en energía eólica terrestre en el mundo y va a consolidar al Grupo como una empresa eléctrica de referencia en el país, con importantes proyectos en redes, a través de la propia Neoenergia y de la compañía Elektro, y en generación, especialmente en gran hidráulica.

Primera distribuidora en Brasil

La empresa cuenta en la actualidad con un parque eólico operativo en Brasil, el de Río do Fogo, que se ubica en el estado de Río Grande do Norte y cuya capacidad instalada asciende a 49 MW.

Brasil, donde Iberdrola cerró el pasado año la compra de la distribuidora Elektro por 2.400 millones de dólares, se ha convertido en uno de los mercados de referencia para el grupo multinacional español de cara a potenciar su crecimiento internacional durante los próximos años. Gracias a dicha adquisición, la compañía se ha convertido en la primera distribuidora eléctrica brasileña por número de clientes, con un total de 11,8 millones al cierre del primer semestre.

Iberdrola, cuyo negocio renovable se extiende por 23 países, es en la actualidad el grupo líder mundial de este sector, tanto por potencia con más de 14.300 MW de capacidad al cierre de septiembre de 2012 como por producción eléctrica más de 23.300 millones de kilovatios hora generados en los nueve primeros meses del año en curso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos