Más de 300 funcionarios protestan ante las Canónigas por los recortes

Los empleados públicos dedican cinco euros de su 'lotería de Navidad' para Cruz Roja

PILAR ROJOPalencia

El movimiento 'viernes de negro' ha movilizado a más de 300 empleados públicos en la concentración que se celebró a partir de las 12 horas ante el edificio municipal de las Agustinas Canónigas, en la Calle Mayor. Con fuertes críticas a los recortes del Gobierno y en defensa del papel del funcionariado, los manifestantes aprovecharon la movilización para entregar una parte del dinero que no tienen previsto gastar en Lotería de Navidad, para no colaborar con el Gobierno, a una organización benéfica. Después de que en primer instancia, se lograra recaudar 270 euros (cada empleado público aporta cinco) con destino a Cáritas, hoy se ha reclamado también la entrega de cinco euros para colaborar con Cruz Roja. Aún quedan pendientes otras dos recogidas, hasta completar los veinte euros que cuesta un décimo, para colaborar con otras organizaciones.

Bajo un gran cartel en el que se leía 'No queremos que nuestro dinero sea para el rescate financiero. Que la paga extra que nos quitan vaya a quien más lo necesita', los manifestantes no solo dirigieron sus críticas hacia el Gobierno, como es habitual, sino que también se vertieron acusaciones contra los bancos y el sistema financiero, al que culparon directamente de la mala situación financiera que atraviesa el país.

Con un manifiesto leído de nuevo por Manuel Sánchez contra el trato del Gobierno a los empleados públicos y las duras medidas económicas que se les están aplicando y el lanzamiento de petardos, los empleados públicos quedaron convocados para el próximo viernes.

Fotos

Vídeos