Honores a la Virgen del Campo

Valdecañas de Cerrato celebró sus fiestas con un animado programa

LUIS ANTONIO CURIELVALDECAÑAS DE CERRATO
Asistentes a la misa de la patrona. / Luis Antonio Curiel/
Asistentes a la misa de la patrona. / Luis Antonio Curiel

Valdecañas de Cerrato celebró con todos los honores sus fiestas patronales dedicadas a la Virgen del Campo. Los cerrateños participaron en un amplio programa festivo, con actos para todos los vecinos de la localidad. La novena en honor a la Virgen del Campo fue el preludio de unos días lúdicos para todos los valdecañeses.

Fieles a la tradición, los vecinos procesionaron y danzaron a su patrona, representada en una talla románica del siglo XIII de gran valor artístico y sentimental. Numerosos fieles acompañaron a su patrona por la campa de la ermita, amenizados al son de dulzaina y con alegres 'vivas' dedicados a su Virgen del Campo. La nota característica de esta procesión son las danzas en honor a la patrona, entre las que destaca la que se baila hacia atrás, para, acto seguido y al grito de '¡A por la Virgen!', acercarse a los pies de Nuestra Señora del Campo. El canto de la Salve cerró las celebraciones religiosas en honor a la patrona.

Desde hace varios años, a esta tradición se ha unido la popular 'lluvia de caramelos', gracias a la generosidad de Pablo Martínez, hijo del pueblo que reside en Madrid. Al finalizar la procesión y las danzas, numerosos fieles se congregaron en la campa de la ermita para recoger los caramelos y otros dulces repartidos por Pablo. Los valdecañeses acudieron con bolsas para hacerse con el 'botín', que en esta ocasión contó con más de cincuenta kilos de dulces entre los vecinos, que también disfrutaron de las jotas ofrecidas por el Grupo de Danzas de la Diputación de Palencia.

Los valdecañeses también han tenido la oportunidad de conocer los trabajos manuales de su vecino Alejandro Valderrama, expuestos durante las fiestas en el Ayuntamiento. Maquetas, manualidades, collages y otros trabajos han permitido a los valdecañeses disfrutar del arte de uno de sus paisanos.

«Las fiestas patronales son un momento de unión entre los vecinos, y los valdecañeses se vuelcan en la organización de los diversos actos. Este año además hemos inaugurado el mirador de los Valles del Cerrato, que se ha habilitado en la torre de la iglesia de San Nicolás de Bari. El mirador ha quedado muy bien y será un atractivo para dar a conocer la localidad», destacó Luis Javier López Modrón, alcalde pedáneo, como balance de estas jornadas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos