La fusión de dos sectores en auge

Javier Hernando y Jonathan Velado, de Eventive

MARÍA VILLALBAVALLADOLID
Jonathan, Cristina y Javier posan en la oficina de Eventive / Kike Gómez/
Jonathan, Cristina y Javier posan en la oficina de Eventive / Kike Gómez

En plena crisis, y a su vez, en pleno apogeo en el mundo de los congresos y la venta de smartphones, Javier Hernando Martínez y Jonathan Velado Martínez han decidido fusionar ambos sectores para obtener aplicaciones para móviles destinadas a empresas que realicen eventos. Desde un principio, estos dos ingenieros de telecomunicaciones tuvieron claro que al finalizar sus estudios no iban a buscar un empleo. La idea de fundar una empresa la tenían en mente aunque no sabían hacia dónde enfocarla. «Estuvimos viendo que en el tema de los congresos, sobre todo en España, no había nada de tecnología aplicada. Veíamos a la gente en un evento llena de papeles y haciendo anotaciones a mano y nos parece que eso ha quedado anticuado».

De esta forma es cómo sobrevino la idea para arrancar en el mundo de la tecnología y las aplicaciones móviles, sin miedo, y con el apoyo tanto «moral como económico» de sus familias. Desde hace un año en concreto, desde julio de 2011 estos jóvenes empresarios se ubicaron en un pequeño despacho de la calle Ducado de Valladolid para, con tesón y tiempo, iniciar su trabajo. Desde entonces, llevan un año desarrollando todo el sistema para crear las aplicaciones que se controlan a través de un gestor web y posteriormente subirlas al app store o play store. Han creado una serie de módulos definidos, en los que se puede adaptar la información, como por ejemplo «para ponencias, planos guía, todo lo que es una organización de un congreso», y lo han hecho con el asesoramiento de importantes organizadoras de eventos «para cubrir todas las necesidades que las empresas necesitan para dar un soporte tecnológico a sus eventos». Así, el cliente que solicita esta labor, tiene la capacidad de modificar contenidos, hacer cambios de última hora, e incluso avisar con mensajes a los asistentes al evento si este ha sufrido una alteración.

Económico

Lo novedoso que ofrecen es que gracias a estos módulos ya creados, «las aplicaciones para la venta al cliente salen en torno al 80% más baratas que si lo hicieran personalmente», pues una aplicación simple para un evento cuesta en torno a los 10.000 euros y para más avanzadas o exclusivas podría llegar a los 50.000. Por ello, con el modelo que presentan Jonathan y Javier, no sobrepasarían los 3.000 euros teniendo la posibilidad de encontrar aplicaciones desde 1.000.

Asimismo, el tiempo de desarrollo también sería más reducido. Mientras una empresa podría tardar 3 o 4 meses en crear su app, pudiendo quedar fuera del plazo del congreso, con Eventive la aplicación pasaría a estar disponible en torno a una semana o como máximo 15 días. Debido a que hasta ahora han estado trabajando en el desarrollo del sistema de módulos, la primera aplicación en la que han trabajado salió en las tiendas el pasado 8 de agosto.

App para fiestas

A pesar de que la empresa está orientada a congresos o ferias, «lo primero con lo que nos hemos querido dar a conocer es con una aplicación para las fiestas de La Virgen de San Lorenzo», un proyecto avalado por CREA y la Asociación para el Desarrollo de la Distribución de Castilla y León. Apenas lleva unos días en el market y ya registra más de 200 descargas quedando aún detalles que ultimar. Es gratuita, de momento no lleva publicidad y en ella se pondrá encontrar desde el programa hasta la zona de casetas, vídeos o peñas de la capital.

A Javier y Jonathan ya les ronda por la cabeza otras propuestas en aplicaciones para cuando finalice la semana de fiestas. «Como queremos que vaya con tiempo, ya nos estamos poniendo en contacto con las concejalías de Cultura de los ayuntamientos porque tenemos ideas, sobre todo, para temas relacionados con eventos culturales».

Aunque aún no saben qué repercusión tendrán sus apps en el mercado en cuanto al número de descargas, ellos son optimistas: «Creemos que la acogida será buena.» En un momento económico delicado en el que las empresas quieren darse a conocer de forma barata y gracias al boca a oreja, algunos interesados ya se han puesto en contacto con Eventive, «buscan aplicaciones sin mucho presupuesto y siempre nos tienen que encajar los módulos disponibles».

Ellos, que tampoco se resignan a darse a conocer, merced de la publicidad a través de las redes sociales ya se están haciendo un hueco en el mercado. «Con el tema del lanzamiento de la primera aplicación, la plantilla se ha ampliado». Ahora han incorporado a dos personas más, estudiantes en prácticas, para echar una mano en temas de diseño. Cristina, estudiante de publicidad, se encarga de la imagen y las redes sociales y Iago, de comunicación, del vídeo promocional.