El incendio de Solana de Ávila ha arrasado más de 1.000 hectáreas de pasto y matorral

El fuego, que se originó de forma intencionada, obligó a la evacuación de los vecinos de Palacios de Becedas debido a su cercanía

EL NORTEÁVILA

Los efectivos de las brigadas antiincendios han trabajado durante todo el día en el incendio que comenzó el sábado en el municipio de Solana de Ávila, que ha calcinado, hasta el momento, más de 1.000 hectáreas de pasto y matorral.

El incendio se originó de forma intencionada y, debido a su cercanía a la pedanía de Los Loros, fue declarado de nivel 2, si bien con el paso de las horas y tras constatar que el peligro había pasado, se rebajó al nivel 1. Además, debido a la cercanía de las llamas con la localidad de Palacios de Becedas, unas 300 personas tuvieron que ser evacuadas al polideportivo Barco de Ávila, si bien pudieron regresar a sus hogares después de que se procediera a levantar la orden de desalojo.

El delegado de la Junta en la provincia de Ávila, Francisco José Sánchez, confirmó que las localidades de Palacios de Becedas y de Casas de la Vega no corrían ya ningún peligro y explicó, en declaraciones a la agencia Ical, que la situación «está más tranquila», a pesar de que ayer por la mañana se complicó por culpa del viento. Además, añadió que los frentes que tocaban a los dos pueblos estaban estabilizados, aunque la carretera AV-100 se cerró al tráfico por precaución desde las 12.50 horas, entre el Losar y Palacios de Becedas. Durante la tarde de ayer, los esfuerzos se centraron en empapar los terrenos que circundan las dos localidades para evitar que se reprodujeran las llamas y en sofocar el incendio en lo alto del monte, en el Puerto de Tremedal, donde no existe población cerca, para controlar que no bajase de nuevo a los núcleos rurales.

Otros incendios

Por otro lado, la Junta declaró de nivel 2 un incendio originado de forma intencionada en Villaovispo de Otero (León), si bien, al no haber peligro para la población, ha disminuido al nivel 1.

Además, continuaron las labores de extinción del incendio que se declaró, también intencionadamente, en la localidad de Cubo de Benavente (Zamora) y que se extendió al término municipal de Castrocontrigo (León), según informa Europa Press.