La apertura de la Ronda Exterior Este se retrasa un año por la crisis

Las obras de los trece últimos kilómetros de la circunvalación concluirán a principios de 2014

T. LAPUERTAVALLADOLID
Obras en la Ronda Este./ Kike Gómez/
Obras en la Ronda Este./ Kike Gómez

El último tramo de la obra que completará la circunvalación VA-30 continuará ejecutándose pero a un ritmo más pausado y no estará concluido a principios del 2013, como se anunció en un principio, sino un año después. El incremento del plazo de ejecución se debe, en palabras del subdelegado del gobierno en Valladolid, José Antonio Martínez Bermejo, «a un reajuste de anualidades derivado de la situación económica».

Martínez Bermejo, acompañado de varios representantes de la empresa adjudicataria de las actuaciones, FCC Construcciones, y del Ministerio de Fomento, ha recorrido los algo más de 13 kilómetros con los que se cerrará por fin la media circunferencia que bordeará la ciudad de Valladolid, desde la Autovía de Castilla (A-62) a la altura de Arroyo de la Encomienda hasta la misma vía, en el término de Cabezón de Pisuerga. Según ha confirmado el delegado, las obras del último tramo el que transcurre entre la futura Autovía del Duero (A-11) y el kilómetro 115 de la Autovía de Castilla no solo están ya ejecutadas al 75%, sino que «siguen a buen ritmo» y van a permitir proyecto de capital importancia para conductores y viandantes sea una realidad en el primer trimestre de 2014.

En los dos altos de la visita de la comitiva a las actuaciones en el enlace hacia el municipio de Cabezón y en el esqueleto del futuro puente sobre el río Pisuerga, en el kilómetro 12,5 Martínez Bermejo ha recordado las ventajas que llevará aparejadas la ronda, sobre todo en lo que a fluidez del tráfico, seguridad vial y tránsito de mercancías se refiere (los grandes camiones tendrán la posibilidad de tomar la Autovía de Castilla en ambas direcciones, Tordesillas o Burgos, «sin tocar los principales asentamientos urbanos»).

La infraestructura, por lo tanto, otorgará una mayor flexibilidad a los vehículos de paso, tanto nacionales como regionales, descargará las vías rápidas urbanas, como la Ronda Interior y la Avenida de Salamanca, y disminuirá los tiempos de circulación. De hecho, no es previsible que los conductores tarden más de 20 minutos en cubrir los 22,5 kilómetros que tendrá en total la futura circunvalación los 13 en construcción, los 7 de la Ronda Exterior Sur que funcionan desde 2010 y los 2,5 de la travesía del Polígono de San Cristóbal, inaugurados el pasado octubre.

Fotos

Vídeos