Equipo de oportunidades

Pastor afirma que la plantilla tiene la misma estructura, pero con distintos nombres

MIGUEL A. PINDADOVALLADOLID

Valladolid. El Cuatro Rayas ha comenzado una nueva temporada. La presentación de su plantilla ha sido el pistoletazo de salida de un curso que el entrenador calificó «de las oportunidades». Y es que toda una pléyade de chavales jóvenes, con ilusión y ganas, van a poder disfrutar de minutos, de la ocasión de hacerse un nombre en el balonmano nacional. Y no es solo flor de un día. El presidente Dionisio Miguel Recio no dudó en afirmar que el proyecto deportivo que ayer mismo se presentó en la cancha de Huerta del Rey ante unos trescientos aficionados es de largo recorrido, «hasta el 2015», momento en el que los jóvenes habrán madurado y podrán ofrecer lo mejor de cada uno para intentar «volver a la competición europea».

El directivo volvió a hablar de supervivencia del club, pero también de proyecto de futuro. Sobre el fichaje relámpago del pivote Iñaki Peciña, Dionisio Miguel Recio explicó que fue una solicitud del entrenador por cuestiones deportivas. «Necesitaba un hombre alto para el centro de la defensa, en lugar de un portero», comentó el presidente quien no descartó la posibilidad de fichar a un portero. La condición para ello es que el club perciba alguna compensación económica por el fichaje del noruego Rambo por el Dunkerke. El vikingo abandonó el club por motivos personales, pero tiene una cláusula por la que si fichaba antes de dos años por cualquier equipo debería compensar al Cuatro Rayas.

Una de las novedades de la presentación fue la aparición de los jugadores con una camisetas verdes, como las botellas del verdejo. Ese color será el que lucirán en entrenamientos y calentamientos, pero las camisetas de juego mantendrán el amarillo y el morado.

El momento más emotivo de la presentación llegó con el número 23, el de Óscar Perales. El cántabro apareció con muletas, aún convaleciente de su gravísima lesión de rodilla, de la que se cumplirá el año en agosto. Los más de trescientos espectadores que acudieron a Huerta del Rey rindieron una calurosa y prolongada ovación el central, que comentó su deseo de recuperarse cuanto antes para poder ayudar al equipo.

Uno a uno, todos los jugadores de la plantilla pasaron por el micrófono de Marco Antonio Méndez, para ofrecer sus impresiones sobre la nueva temporada. Después, el técnico Juan Carlos Pastor tomó la palabra para asegurar que la plantilla, tanto jóvenes como veteranos, trabajará al máximo para que la afición se sienta orgullosa de su equipo. «He intentado dotar al equipo de la misma estructura que en anteriores temporadas, pero con otros nombres. Tenemos que conseguir hacer un equipo tanto dentro como fuera de la cancha y para ello es imprescindible el apoyo de la afición, en especial en los partidos de casa, que serán fundamentales».

Juan Carlos Pastor calificó la pretemporada como «el curso cero», por que a partir del día 8 de septiembre empieza la Liga y ya tenemos que estar preparados. El calendario no me preocupa, lo único que me preocupa es el partido del día 8 de septiembre ante el Villa de Aranda». El técnico también explicó la presencia, por enésima vez, de Roberto Pérez, un jugador polivalente que ha estado durante muchas temporadas ayudando al equipo y que ahora milita en el Nava. «Roberto es un comodín que nos puede ayudar mucho en la primera línea. Lleva muchos años con nosotros y creo que ahora puede tener su oportunidad», comentó el técnico, que también incluyó a los dos juveniles en el equipo. El Cuatro Rayas comenzó a andar y con el color verde esperanza como símbolo de los nuevos tiempos.