Más de 7.000 personas muestran su hartazgo ante los recortes

Las calles de Segovia viven una de las manifestaciones más numerosas de los últimos años

NACHO SÁEZSEGOVIA
Manifestación por las calles de Segovia en contra de los recortes. / Antonio Tanarro/
Manifestación por las calles de Segovia en contra de los recortes. / Antonio Tanarro

El hartazgo de la sociedad ante la crisis, los recortes y la supresión de derechos es clamoroso. Abuelos, padres y niños están unidos por un mismo sentimiento de rabia al comprobar que las oportunidades de encontrar empleo o siquiera conservarlo disminuyen día a día al mismo ritmo que quedan amenazadas las propias condiciones laborales pactadas y que crecen los impuestos sobre una sociedad que está al límite. Los segovianos invadieron ayer la calle en una tarde calurosa para decirle al Gobierno de Mariano Rajoy que por el camino que ha tomado no están dispuestos a acompañarle. La supresión de la paga extra de navidad de los funcionarios y la subida del IVA ha colmado la paciencia de los ciudadanos, que exigen al Ejecutivo que rectifique.

Más de 7.000 segovianos mostraron su hartazgo en una marcha que concluyó en una plaza del Seminario abarrotada. UGT, CCOO, el sindicato de enfermería Satse, el Sindicato de Auxiliares de Enfermería (SAE), el sindicato de funcionarios CSI-F y el Sindicato Unificado de Policía (SUP) se sumaron a una de las movilizaciones más multitudinarias de los últimos años en Segovia. Más de veinticinco minutos de diferencia se contaron entre la cabeza y la cola de la manifestación, que partió desde la avenida Fernández Ladreda y realizó el recorrido habitual en estos casos por la Calle Real y la Plaza Mayor hasta la misma puerta de la sede de la subdelegación del Gobierno.