El CD La Granja también se pone manos a la obra

Los cuatro equipos segovianos que van a competir en esta categoría ya han comenzado la pretemporada

F. A. D.SEGOVIA
El presidente Pablo Alejandro se dirige a los jugadores. / A. Tanarro/
El presidente Pablo Alejandro se dirige a los jugadores. / A. Tanarro

Ha comenzado la Gimnástica Segoviana, también lo hizo el Unami, y el Cuéllar Electricidad Eufón, pero faltaba uno de los actores en esta gran película que va a ser el grupo octavo de la Tercera División en esta temporada. Y ya están todos en marcha. El CD La Granja, a las órdenes de su nuevo entrenador, Manuel Retamero, ya ha comenzado su trabajo de pretemporada. 22 jugadores (hay algunos que se incorporarán más tarde, como es el caso por ejemplo de Iván Yubero, Álex, Santi, David, Brais y otros, como Chechi, que no pudo estar en esta primera sesión de trabajo por problemas laborales), y otros que estarán a prueba, como Rober, Goyo, Álex y Cristian, se vistieron de corto bajo un calor sofocante y realizaron las primera carreras bajo la atenta mirada de Manuel Retamero. Lo hicieron en el campo anexo de césped artificial, lo harán durante toda esta semana, para preservar el césped del campo de El Hospital, que lucía un magnífico aspecto. Muchos siguen de la pasada temporada, entre ellos el guardameta Yiyo, cuya decisión de seguir en el conjunto granjeño ha sido recibida con agrado.

Antes, y a modo de acto de protocolo, el presidente del club, Pablo Alejandro, se dirigió a la plantilla para darles la bienvenida, en especial a los nuevos, a la vez que les deseó suerte, ya que anunció que va a ser un año «duro y complicado». También se dirigió a la plantilla el concejal de Deportes, David Tapias, en nombre del alcalde, José Luis Vázquez, quien no pudo estar al principio del primer entrenamiento, ya que a esas horas se encontraba atendiendo otros compromisos en su agenda política.

Manuel Retamero llega al club granjeño con las ideas claras. Y las quiere inculcar desde el primer momento. «Soy un hombre de club y quiero que los jugadores también lo sean», comentó. Por eso les pidió compromiso «y ganas de trabajar, como las que yo tengo; por eso les pido lo mismo. Va a ser un año complicado, vamos a estar mucho tiempo juntos y por eso me gusta que el vestuario sea un grupo unido», valoró antes de empezar el trabajo. Tiene de momento muchos jugadores para empezar a trabajar, «pero es mejor tener 25 que tener 16». Lo ideal será formar una plantilla con 22 jugadores.

Poco a poco el conjunto granjeño también perfila lo que será su calendario de partidos amistosos. Hay algunos que ya están cerrados, como los de la Copa Delegación (días 1 y 4 de agosto ante Salamanca y Real Ávila), el 8 ante el Rayo Vallecano B, el 12 el triangular, junto con el Cuéllar y el Unami, en beneficio de Vanesa, una niña que padece una rara enfermedad (y que el presidente Pablo Alejandro definió como uno de los más importantes, «y espero que acuda mucha gente») y faltan por cerrar algunos más, como uno el día el 16 ante el Rioseco, el del día 19 en Cantimpalos (que falta por confirmar) y a ser posible, alguno durante la semana del 23 al 29 de julio, para completar el número de ocho que son los que el técnico quiere, ya que esta semana, Manuel Retamero la va a dedicar esta semana a lo que es la preparación en sí.

Frente a la Segoviana

Lo que también ha confirmado el conjunto granjeño es que tradicional partido frente a la Segoviana con motivo de las fiestas de la localidad granjeña será el martes día 28 de agosto, un partido que en esta ocasión llegará ya con la Liga en Tercera División recién estrenada, y que no va ser impedimento para que se mantenga en otra edición.

Y puestos a confirmar, el conjunto granjeño también anunció ayer que había llegado a un acuerdo con el delantero Ricardo, que jugó la pasada temporada en el Real Ávila, y que quedaba pendiente su presentación para próximas fechas.

Y es que, aunque el conjunto granjeño mantiene la columna vertebral de la pasada temporada, tenía que paliar algunas deficiencias, como lo fue la falta de gol, algo que espera solucionar con la llegada de este jugador.

Y después de entrenar, nada mejor que reponer fuerzas tras una jornada de esfuerzo. La plantilla, técnicos y directiva compartió merienda en el mesón Las Palomas, uno de los patrocinadores del conjunto granjeño.