El Cuatro Rayas renuncia a Europa

La falta de recursos económicos y de una plantilla competitiva, causas de la negativa a participar en competición continental

MIGUEL A. PINDADOVALLADOLID

Valladolid no tendrá balonmano en la elite europea la próxima temporada. La directiva del Cuatro Rayas Valladolid ha decidido renunciar a la plaza que se había ganado con enorme esfuerzo en la cancha. No cabe duda de que la crisis está haciendo estragos en el club. A comienzos de la temporada pasada, el Cuatro Rayas se desplazó hasta Polonia para disputar la previa de la Liga de Campeones y cayó eliminado. Después, a lo largo de todo el curso, los de Pastor lucharon por la tercera plaza aunque al final acabaron cuartos y se ganaron el derecho a participar en la nueva competición que estrena la EHF.

Ahora, los problemas que acucian al club, con un presupuesto cada vez más exiguo, con las ayudas oficiales cada vez más reducidas y los patrocinios privados cada vez más escasos, la directiva ha tomado la decisión de renunciar a la competición europea.

¡Qué lejos queda aquel equipo que con un presupuesto de poco menos de medio millón de euros logró la primera clasificación del BM Valladolid en competición europea allá por 1997! Han pasado quince años y en ese período tan solo en una ocasión el club se quedó sin jugar entre la elite continental. Es sin duda un enorme varapalo para la entidad renunciar a uno de los principales objetivos de cada temporada, máxime cuando el BM Valladolid ha disputado en estos quince años nada menos que cinco finales continentales, con un título de campeones de la Recopa en el 2009 en sus vitrinas, y a un penalti de disputar la final de la Liga de Campeones, al margen de luchar siempre por los primeros puestos con un estilo de juego alabado y ensalzado en toda Europa.

Otro de los motivos para renunciar a la competición está en las dudas que plantea ahora mismo la plantilla para la próxima temporada. Jugadores muy jóvenes y sin apenas experiencia en la Liga Asobal, junto con veteranos para formar una amalgama de actitudes y aptitudes, así como de sueldos y nóminas que hacen difícil de calificar a la plantilla, por ahora, como auténticamente profesional salvo en contadas excepciones. El Cuenca, o en su defecto el Naturhouse La Rioja serán los que ocupen esa plaza que deja libre el conjunto vallisoletano.

Fernando regresa a casa

El Cuatro Rayas Valladolid presenta hoy a un nuevo pero veterano jugador. Fernando Hernández, el que fuera extremo del Arcos Valladolid a principios de la década de los noventa y que dejó el equipo en 19956 para fichar por el Ademar León. Después ha jugado en el Barcelona, Portland y las dos últimas campañas con su amigo Juancho en el Badajoz de División de Honor B.

Ahora regresa a Valladolid para instalarse definitivamente en la capital del Pisuerga y, según él mismo confiesa, le ha surgido la oportunidad de «echar una mano al equipo y aportar experiencia», incluso desde el puesto de central.