Las monterías fuera de espacios naturales no necesitarán permiso expreso de la Junta, bastará con una comunicación

La Junta fijará el inicio de la media veda no antes del 15 de agosto y pone en marcha la teletramitación de autorizaciones de monterías y ganchos

S. E.Valladolid
Dos cazadores en la apertura de la media veda. / H. Sastre/
Dos cazadores en la apertura de la media veda. / H. Sastre

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente acaba de publicar una nueva orden, de carácter anual, para regular la temporada de caza en la comunidad. La normativa entra en vigor el 30 de junio y persigue el objetivo de promover el «aprovechamiento sostenible y el control poblacional de la fauna». La regulación de este año presenta dos novedades en el ámbito de las monterías. Fuentes de la Consejería que dirige Antonio Silván han destacado que se pone en marcha la teletramitación de los permisos de monterías y ganchos a través de la página de la Junta con el objetivo de «agilizar» los tiempos y evitar desplazamientos a los promotores. El segundo de los cambios afecta también a las monterías cuando estas no se llevan a cabo en espacios protegidos. En este caso no será necesario contar con el permiso expreso firmado por el jefe de servicio correspondiente y bastará con una comunicación por parte de los organizadores al servicio territorial de la Junta con 15 días de antelación. Para este trámite de comunicación previa existe un modelo disponible en la página web de la Junta (http://www.tramitacastillayleon.jcyl.es). Se puede efectuar la comunicación por telefax y por correo.

Por lo demás y a falta de que la Dirección del Medio Natural fije las fechas concretas tras consultar a los consejos de caza, la media veda para la caza de «codoniz, tórtola común, paloma torcaz, urraca, corneja y zorro» no podrá empezar antes del 15 de agosto ni extenderse más allá del 16 de septiembre. Para la tórtola común y la paloma torcaz se demora el comienzo hasta el 21 de agosto. El cupo máximo de piezas por cazador será de 35 codornices y ocho tórtolas.

La normativa de la Junta establece que se pueden comercializar todas las especies cinegéticas excepto las liebres.