El TSJ anula parcialmente la edificación de la 'Casa del Atrio' de Simancas

La sentencia considera que la cubierta del edificio incumple las normas subsidiarias vigentes en 2005

JAVIER HERNANDOSIMANCAS
En primer término, la llamada Casa del Atrio. Al fondo, la iglesia de El Salvador/Javier Hernando/
En primer término, la llamada Casa del Atrio. Al fondo, la iglesia de El Salvador/Javier Hernando

La sección segunda del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León ha estimado parcialmente el recurso de apelación interpuesto por la Asociación de Vecinos de Simancas contra a la sentencia del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 2 de Valladolid, de 25 de junio de 2010, por la irregularidades urbanísticas en torno a la llamada 'Casa del Atrio, edificio ubicado frente a la iglesia de El Salvador, y que la AVS considera "antiestético", motivo que les llevó a acudir a los tribunales.

La sentencia declaraba correcta la licencia otorgada por el Ayuntamiento de Simancas a Gescolmi S.L. por Decreto de la Alcaldía número 271, de 28 de julio de 2005, y al mismo tiempo, obligaba a la Junta de Castilla y León a dictar una nueva resolución y pronunciarse sobre la posible vulneración de la legislación sobre patrimonio histórico

Ahora, el TSJ revoca el otorgamiento de esta licencia por incumplir las normas subsidiarias vigentes entonces, que exigían que las edificaciones en el casco histórico de la Villa debían contemplar unas cubiertas planas con una pendiente comprendida entre el 35 y el 50%. La 'Casa del Atrio' tiene una gran cubierta plana con una pendiente del 3%.

Para la Asociación de Vecinos, el tribunal desautoriza al otrora Arquitecto Municipal de Simancas, D. José Antonio Flórez González, que había defendido la legalidad de tal tipo de cubiertas en el casco histórico, mientras el TSJ señala que estas cubiertas inclinadas son una característica típica de Simancas y de su imagen, y que ha de ser respetada.

Para hacer cumplir la sentencia, según los servicios jurídicos de la AVS, la empresa constructora debe elaborar un proyecto de adecuación del edificio para dar la inclinación debida a la cubierta y ejecutar la obra consiguiente. El Ayuntamiento y la Junta serán garantes de que tanto el proyecto como la obra de remodelación respete el patrimonio histórico del casco de Simancas e incluso serán responsables de que la obra se efectúe, si no lo hace la empresa constructora. Contra esta sentencia no cabe recurso ordinario.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos