La iglesia de Mota del Marqués abre sus puertas después de 23 años

El coro del IES Núñez de Arce de la capital cantará en el templo de San Martín, aún en restauración

LAURA NEGRO
Los vecinos limpian y adecentan el templo, que se reabrirá mañana. / L. N./
Los vecinos limpian y adecentan el templo, que se reabrirá mañana. / L. N.

El templo de San Martín de Mota del Marqués, que albergó en 1988 el I Certamen de Coros Escolares y cerró sus puertas en 1989 por problemas que afectaban a la seguridad del edificio, abrirá de nuevo sus puertas 23 años después de su cierre. También será un coro de voces jóvenes el que hará posible que la música vuelva a sonar en el interior de esta iglesia, que actualmente está a la espera de acometer la tercera fase de restauración.

Mañana sábado, 19 de mayo, a las 19:30 horas, cerca de cincuenta alumnos y exalumnos del IES Núñez de Arce de Valladolid, bajo la dirección de Rosario Alonso Silió, ofrecerán su tercer concierto en Mota del Marqués, para el que han preparado un selecto repertorio de piezas musicales religiosas y profanas.

Para poder celebrar esta actividad musical, que en años anteriores ha tenido muy buena acogida de público, la Asociación para la Recuperación de Patrimonio AREPA MOTA XXI, con la ayuda de los vecinos de la villa y del propio coro, han llevado a cabo tareas de acondicionamiento y limpieza para adecentar el interior del inmueble.

Según Gloria Hernández, presidenta, «desde la parroquia, el Ayuntamiento y por supuesto desde AREPA MOTA XXI pretendemos promocionar este tipo de actos en la iglesia, a instancias de la Dirección de Patrimonio de la Junta de Castilla y León, para que todos los interesados que se acerquen a Mota del Marqués puedan conocer un monumento magnífico por sus proporciones, que por las obras que se han ido realizando, desde que en 1993 se declaró monumento BIC, había permanecido ignorado».

Recientemente, el delegado territorial de la Junta en Valladolid, Pablo Trillo-Figueroa, visitó el municipio y se reunió con su alcalde, Jesús Manuel Salgado, quien, entre otros temas que preocupan al consistorio, le expuso la situación del edificio, que tras 23 años cerrada al culto quiere poner en uso aunque la reconstrucción no esté finalizada.