Fernando Urdiales: Un hombre llamado teatro

Un libro resume el universo vital y artístico del director de Teatro Corsario fallecido hace año y medio

ANTONIO CORBILLÓNValladolid
Fernando Urdiales: Un hombre llamado teatro

«Si fuera Fernando Urdiales estaría contento porque continúo vivo en este oficio de los demonios». Luis Miguel García actor de Teatro Corsario se puso por un momento en la mente del que fuera su director y compañero durante 30 años y fallecido en diciembre del 2010 Fernando Urdiales. Trataba de reflejar cómo se hubiera sentido el director leonés si hubiera asistido a la presentación esta miércoles en Valladolid de 'Un hombre llamado teatro', el libro-homenaje que ha movilizado a una destacada parte de la vida artística regional y nacional. Hasta seis premios nacionales de literatura y teatro (entre ellos los castellanos Alonso de Santos, Mateo Díez, Martín Garzo o Gamoneda) reflejan en el libro el 'universo' de Urdiales. Por eso, su coordinador, el periodista Isaac Macho, insistía en la presentación en que «es un día de fiesta para la cultura». Durante año y medio, Macho y sus colaboradores han tratado de llegar al último archivo periodístico, visual y sobre todo vital, que Fernando Urdiales llegó a reunir junto a él. Un enorme legado que tratan de reunir las 215 páginas y las docenas de opiniones y textos con todos los enfoques posibles sobre el fallecido director.

La presentación juntó en la Casa Revilla de Valladolid a algunos compañeros de viaje y autores reflejados en el libro. Así, el Gustavo Martín Garzo apeló al espíritu de un hombre que «nunca se quejó y entregó sus últimos años al teatro como si fuera la única manera de seguir viviendo, que no de sobrevivir». Por ello, reclamó un mayor reconocimiento en la ciudad para alguien que «merece que su nombre viva en Valladolid, en algún escenario». Una llamada a la que sumaron también el pintor Manuel Sierra («el Laboratorio de las Artes -Lava- debería llevar su nombre») y el propio Isaac Macho quien considera «muy lamentable que alguien que ha llevado el castellano por el mundo no tenga nombre en su ciudad». Sierra, otro leonés llegado a Valladolid en tiempos convulsos de cambio de régimen político, trató de reflejar con sus dibujos en el libro la particular mirada de este hombre. «Una mirada que llegaba desde el fondo de sus ojos, en la que se mezclaban la psiquiatría, que abandonó, y el teatrero. Y es que la psiquiatría es otra forma de teatralidad, ya que, como el teatro, busca la sanación, lo terapéutico», reflexionó Sierra.

'Un hombre llamado teatro' ha tenido un largo proceso de gestación de año y medio marcado por las estrecheces para lograr financiación y apoyos. Entre ellos destacan la Fundación Villalar, CC OO, la Diputación y el Ayuntamiento de Valladolid (aunque ninguno de sus representantes asistió a la presentación), Caja Burgos y la Diputación de León, además de algunas aportaciones particulares. Un texto que «llegará a todas las bibliotecas públicas de la región, ya que Urdiales quería que el teatro sirviera al pueblo, y también a las librerías especializadas en teatro». Además tendrá una puesta de largo pública el día 24 de mayo en el Lava y dentro de la programación oficial del Festival Internacional de Artes de Calle de Valladolid (TAC). «Será a las ocho de la tarde y allí os esperamos a todos», remató Luis Miguel García.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos