110 proveedores del Ayuntamiento de Palencia podrán cobrar facturas atrasadas a finales del mes de mayo

El Pleno aprueba un préstamo de 3,8 millones de euros bajo las condiciones del Ministerio de Hacienda

JOSÉ MARÍA DÍAZPALENCIA

«Sabemos que todavía quedan facturas pendientes rondando por ahí. Van a seguir quedando flecos, porque hay empresas que tienen problemas de contabilidad, o porque ha habido algún lío administrativo y se han devuelto para su aclaración, pero la mayoría ya han entrado, con lo que no nos vamos a encontrar grandes sorpresas», explicaba ayer el concejal de Hacienda del Ayuntamiento de Palencia, Isidoro Fernández Navas, después del pleno municipal en el que se aprobó la petición de un crédito extraordinarios de 3.806.000 euros para pagar facturas atrasadas a proveedores, en el marco del plan elaborado por el Ministerio de Hacienda.

Este crédito, cuyas condiciones las fijará el Estado será el ICO quien decida qué entidad bancaria le corresponde al Ayuntamiento de Palencia y con qué tipo de interés (previsiblemente el 5%), permitirá al Consistorio pagar a finales de este mes o principios del siguiente 817 facturas, cuya cuantía se eleva a 3,8 millones de euros.

Se trata de servicios prestados al Ayuntamiento de Palencia con anterioridad al 31 de diciembre de 2011, tal y como estableció el Ministerio de Hacienda. En su mayoría, se trata de proveedores que vienen facturando de forma habitual al Ayuntamiento de Palencia, y la mayor parte de estos pagos pendientes corresponden a los meses de noviembre y diciembre del pasado año. «Hemos querido que en este plan entrasen los proveedores habituales, que son los que menos problemas tienen para cobrar, porque aquellas empresas pequeñas, que tenían algunas facturas pendientes y que eran de servicios esporádicos, hicimos un esfuerzo a principios de año, para que pudiesen cobrar cuanto antes», explicó ayer Fernández Navas.

El concejal ha explicado también que el plan de pago a proveedores no está cerrado definitivamente, por lo que los empresarios que tengan facturas pendientes que cumplan las requisitos de la convocatoria pueden pedir al Ayuntamiento un certificado y se les incluirá de forma inmediata.

La aprobación del plan no ha contado con el voto favorable del portavoz de IU, Juan Gascón, aunque sí de los concejales socialistas. Pero aunque haya habido entendimiento entre el equipo de gobierno del PP y los ediles del PSOE, el debate plenario se ha caracterizado, una vez más, por el enfrentamiento entre el concejal de Hacienda y el portavoz socialista en materia económica, antecesor en el cargo de Fernández Navas, Julio López.

El edil del PSOE aprovechó que el préstamo que solicitará el Ayuntamiento de Palencia es el más bajo de las capitales de provincia de la región para insistir en que la situación económica del Consistorio no es tan grave como la 'pinta' el concejal de Hacienda del PP. Además, Julio López criticó el modelo de plan establecido por el Ministerio de Hacienda, indicando que no se trata de ninguna ganga para el Ayuntamiento, ya que el tipo de interés que pagará por el préstamo rondará el 5%.

Las declaraciones de López molestaron a Fernández Navas, quien llegó a espetar al concejal socialista: «me esta usted incitando a decir cosas que no quiere que le diga». La respuesta de López, aunque con el micrófono cerrado, pudo oírse claramente en todo el salón de plenos: «pues no me las diga».

Pero Fernández Navas ya se había lanzado y comenzó a desgranar los problemas económicos heredados por el actual equipo de gobierno de los anteriores mandatos, en los que el Consistorio estuvo dirigido por el PSOE. «Nos dice que la situación no es tan mala, cuando hemos tenido que recurrir al crédito para poder pagar la amortización de la deuda viva, cuando tenemos 15 millones de euros de dudoso cobro, que en el momento en que los demos de baja de la contabilidad se van a convertir en deudas, y cuando vamos ya por los 12 millones de euros de indemnizaciones por sentencias urbanísticas. Más que ser un enfermo de UCI, podemos decir que estamos prácticamente muertos», indicó Fernández Navas.

El expediente del pago a proveedores, en el marco del plan del Ministerio de Hacienda, no es el único que se aprobó en el pleno de ayer. También se llevó un expediente de reconocimiento extrajudicial de obligaciones, por el que se incorporan al presupuesto del Ayuntamiento, con cargo a las partidas de este año, ya que no hay remanentes, facturas que seguían pendientes por 99.465 euros.