La lluvia obliga a suspender la procesión del 'Lignum Crucis'

La cofradía de la Vera Cruz celebró el acto de veneración de la reliquia en el interior del templo

EL NORTEValladolid
Baile ante el 'Lignum Crucis'. / A. Quintero/
Baile ante el 'Lignum Crucis'. / A. Quintero

La procesión del 'Lignum Crucis' que estaba previsto que comenzara después de la eucaristía que cierra el triduo en honor a la reliquia tuvo que suspenderse por la lluvia, por lo que la veneración de la Santa Cruz se llevó a cabo en el interior del templo. Antes de la exposición del 'Lignum Crucis' tuvo lugar el rosario y la eucaristía con homilía, a cargo del vicario general de la Diócesis de Valladolid, Luis Javier Argüello García. El triduo organizado por la cofradía de la Vera Cruz comenzó el martes pasado, aunque la hermandad continuará el próximo domingo con nuevos actos. Así, está previsto que el 6 de mayo, a las 12:30 horas, se lleve a cabo el reparto de roscas bendecidas a los cofrades.

La tradición marcaba que, tras el trabajo de todo el año en la hermandad, acrecentado en los duros días de la Semana Santa, la alegría de la Resurrección del Señor y la fiesta del triunfo de la Cruz, la cofradía compartiera este gozo con el reparto a sus miembros de las tradicionales roscas de pan con anís, rememorando aquel «pan del cielo».

La tradición, año tras año, se sigue cumpliendo y los cofrades acuden a dar gracias a Dios y a recoger la rosca de pan bendito.

En el mismo acto, se hará entrega de los nombramiento aprobados por el Cabildo General de 29 de octubre pasado de los dos nuevos cofrades de honor: Gabriel Casado Jiménez ( 'in memorian')y Zacarías Gobernado Padrones.

La cofradía homenajea a título póstumo a Casado Jiménez, miembro de la Vera Cruz desde 1948, por su compromiso en diversos puestos de responsabilidad: alcalde presidente, tesorero, miembro del Consejo Asesor, de la Comisión Gestora y de la de Patrimonio. Participó también en las comisiones de obras del tejado, de la nueva carroza y de revisión de Eetatutos, entre otros.

La cofradía explica que de Zacarías Gobernado «es difícil decir algo nuevo pues es archiconocida su trayectoria». Es cofrade desde hace ya más de 55 años y el inicio de una larga saga de hermanos de la Vera Cruz. Fue alcalde presidente, pero su faceta más recordada es la de «vigilante implacable de la austeridad presupuestaria de la cofradía».