Las marcas punteras toman la calle Santiago, eje comercial de la capital

El Corte Inglés abrirá un Sfera en mayo e Inditex aterrizará con varias de sus firmas

TERESA LAPUERTAValladolid
Locales comerciales en la calle Santiago. / A. Quintero/
Locales comerciales en la calle Santiago. / A. Quintero

No se dejen engañar. Los carteles de 'se vende', 'se alquila edificio entero' o 'cierre por liquidación' que pueblan la principal arteria comercial de Valladolid esconden una realidad bien distinta. Y es que, a diferencia de lo que sucede en otras zonas menos privilegiadas, gran parte de los locales de la calle Santiago ya tienen dueño e, incluso, operarios alicatando los interiores. No todo está cerrado, pero dos de los grandes entre los grandes: los grupos El Corte Inglés e Inditex, ultiman un impresionante desembarco en este centro neurálgico que ahora presenta una imagen alejada de sus mejores tiempos. La buena noticia contrasta, sin embargo, con el persistente goteo de cierres de pequeños comercios.

La primera en aterrizar será Sfera Joven. Aunque todavía no se advierten movimientos, El Corte Inglés ha confirmado que la firma textil abrirá sus puertas en el número 9 (el antiguo Banco Popular) a lo largo del mes de mayo. El local, de 700 metros cuadrados y anejo al centro comercial de Constitución constituye, según la empresa, «una magnífica ubicación para una enseña de nuestro grupo, como es Sfera». La reapertura de este formato en el exterior la tienda del Paseo de Zorrilla se cerró hace más de un año, aunque se mantienen los 'corner' de Sfera de los tres grandes hipermercados de la cadena supondrá la creación de entre 12 y 15 puestos de trabajo. «Queríamos entrar en primera división, al igual que estamos en León, Burgos, Salamanca y Segovia, y optamos por este local una vez que se truncaron las negociaciones con la propiedad del antiguo Salón Ideal, en la misma calle», apostillan.

El Corte Inglés reconoce también estar «dando vueltas a la reorganización de la propuesta comercial» que oferta en la calle Menéndez Pelayo libros e informática, aunque desmiente cualquier intención de cierre total o parcial de este 'complemento' del hiper de Constitución. «Hay muchas firmas propias que todavía no han llegado a Valladolid y estamos en ello, pero aún no hemos movido ficha», aclaran. Desde el departamento de Comunicación del grupo que preside Isidoro Álvarez sí confirman su pretensión de seguir adelante con los dos ambiciosos proyectos incluidos en su plan regional de expansión, aunque la ampliación del Hipercor de Arroyo tendrá que esperar a la del de Burgos. «No renunciamos a Valladolid pero Burgos, donde estamos pendientes de la aprobación del Plan General, es prioritario», aclaran, tras recordar que el edificio que aquí se proyecta tendrá cinco plantas, superará los 100 millones de inversión y creará medio millón de empleos.

Pero volviendo a la calle Santiago, la iniciativa que sí está cerrada y en marcha es la ampliación de una de las dos tiendas de Zara, la más alejada de la Plaza Mayor. El comercio Yaker todavía liquida existencias, pero el proyecto está aprobado y las obras para su reconversión en imagen de Inditex comenzarán en días.

Las aspiraciones de la empresa gallega en la 'milla de oro' van mucho más allá: y, por lo menos, afectan a otras dos de sus marcas: Unterqüe y Pull&Bear. La primera último formato comercial de la casa, dedicado a prendas de textil, piel y a complementos exclusivos se instalará muy probablemente en los locales del edificio Tempo, en la esquina con Claudio Moyano. El emplazamiento del que sería el tercer comercio de Pull&Bear en el centro, tras los de Montero Calvo y Mantería, está algo más verde, porque aunque Inditex ha 'echado el ojo' a los bajos del antiguo BBVA (Santiago, 11), la propiedad desea alquilar de forma conjunta los locales y las oficinas.

A tan solo unos metros de todo este movimiento de licencias y regateos, el Atrio de Santiago agoniza. El anuncio del cierre de la histórica tienda de Prénatal (que se queda sin presencia en Valladolid y estudia su apertura en un centro comercial) ha sido la gota que ha vaciado el vaso, ya que se suma a los recientes adioses de Adolfo Domínguez C., Avril, Parachute y Atrio Complementos. Como recalca el secretario general de la asociación comercial Avadeco, Luis del Hoyo, las grandes cadenas dinamizan la actividad cuando abren en el interior, pero hay que ampliar las miras a otras zonas, porque el centro agoniza.