Castilla y León se viste de fiesta para reivindicar su unidad ante la adversidad

15.000 personas se han dado cita en Villalar de los Comuneros para celebrar el Día de Castilla y León en un día con muchas rachas de viento

EL NORTEVALLADOLID
Día de Villalar en la Campa./ R. Gómez/
Día de Villalar en la Campa./ R. Gómez

Alrededor de 15.000 personas se han dado cita en Villalar de los Comuneros para celebrar el Día de Castilla y León. Es el último recuento de la Delegación del Gobierno, que informa de que se han desplazado a la villa comunera unos 7.000 vehículos este 23 de abril. La jornada popular ha estado marcada por un tiempo desapacible y un viento muy molesto y frío. Aún así, y pese a los nubarrones que amenazaban lluvia, el número final de visitantes es mejor que la previsión inicial realizada por la Delegación del Gobierno. A mediodía había 7.000 personas en Villalar de los Comuneros y 2.000 vehículos y esta cifra de partida hacía presagiar una afluencia menor, que se ha recuperado a lo largo de la jornada.

Sin incidentes

El delegado del Gobierno en Castilla y León, Ramiro Ruiz Medrano, destacó durante la mañana la "normalidad" de la fiesta y la ausencia de incidentes en Villalar.También lo hizo el alcalde de la localidad, Luis Alonso Laguna. Esta situación ha continuado a lo largo de la jornada, según confirman fuentes oficiales.

El periodista Luis Miguel de Dios, Premio Cossío a la Trayectoria Profesional 2009 y fiel asistente a la fiesta de Villalar desde su primera edición, fue el encargado de dar lectura al consensuado Manifiesto que, con el título 'Las personas, lo primero', reivindicó que el cumplimiento del déficit debe ir unido a estímulos económicos para la recuperación de la economía. Los firmantes rechazaron cualquier posible excusa para desmantelar el Estado del Bienestar y realizaron un llamamiento al Gobierno central para que lleve a cabo una reforma laboral equilibrada, antes de sentenciar que no nos resignamos a aceptar que nuestros hijos estén condenados a vivir peor que sus padres.

Entre los primeros en llegar y también en marcharse de la localidad estaba el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, que afirmó hoy que la historia de esta tierra nunca ha sido fácil pero no se debe tener miedo al presente y recordó las posibilidades y la fortaleza de la Comunidad autónoma, de sus hombres y de sus mujeres. En su breve estancia, ya que todavía tenía un rato de trabajo y de preparación antes de viajar a Madrid para reunirse con el presidente del Gobierno central, Mariano Rajoy, expresó su deseo de lo mejor para el futuro de Castilla y León y reiteró, en un momento tan complicado, su compromiso de trabajo con la Comunidad, al tiempo que elogió que los grupos políticos y sociales se hayan puesto de acuerdo para una reclamación conjunta en la campa a través del manifiesto de Villalar.

Por su parte, el secretario general del PSCyL, Julio Villarrubia, estrenó liderazgo de la oposición reclamando a Herrera que transmita a Rajoy que queremos más Castilla y León, mejor Castilla y León, y queremos mantener los servicios públicos esenciales. Vamos a defender la sanidad, la educación, la Ley de Dependencia, los servicios sociales, nuestra agricultura y nuestra ganadería, y vamos a defender a las personas, y no nos vamos a callar ante el poder de la economía especulativa. Añadió. Tras recordar la figura de los héroes comuneros, Villarrubia apuntó que 491 años después estamos en un momento con muchas similitudes: hoy los derechos y libertades conquistados con mucho esfuerzo los está poniendo en tela de juicio la derecha europea y española y no lo vamos a permitir.

El coordinador regional de IU, José María González, pidió por su parte a los castellanos y leoneses que de la misma forma en que hace 500 años nos revelamos contra Carlos V de Alemania, ocupen las calles contra los recortes y la anulación de derechos básicos que nos están imponiendo" en materia laboral, sanitaria o de acceso a la educación. Junto a él estuvo en todo momento el coordinador general de la formación, Cayo Lara, que aseguró que los presupuestos generales que ha presentado el PP no son ejecutables ni siquiera en la parte de ingresos y conllevarán más paro, más recesión y sufrimiento para mucha gente.

A lo largo de la mañana fueron varios los representantes de partidos minoritarias que también se acercaron al monolito de los comuneros para realizar la tradicional ofrenda floral y lanzar a los asistentes sus reivindicaciones. Así, los líderes de Candidatura Independiente, el Partido Castellano e Izquierda Castellana, entre otros, criticaron la vigencia de una Administración gigante y absurda y animaron a la sociedad castellana y leonesa a luchar por lo nuestro.

Tiempo de fiesta

Junto a la representación institucional, la fiesta recogió una programación cultural y lúdica que arrancó a las 11.00 horas con la actuación de Académica Palanca. A lo largo de la jornada los visitantes pudieron disfrutar con las actuaciones de los miembros de la Asociación Cultural El Serano, el grupo de Zancudos Libera Teatro, los malabares de Los Kikolas, la Unión Musical El Pendón, la banda de gaitas Castro de Bérgidum, el espectáculo circense Gran Rifus, los tamborileros de Fermoselle y los gaiteros de Sanabria.

La música fue también protagonista, con las actuaciones de artistas como Quini Sánchez, Abrojo, Candeal, Magical en Concierto y Mariano, además de las actuaciones en el escenario de la Plaza Mayor de Musical 60, la representación de 'Ajusticiamiento Cuarto Azul', a cargo de actores con discapacidad psíquica de Asprona, Funes Trup y Kamaru.

Una de las novedades de esta edición fue la celebración además en varios puntos de la campa del I Concurso Autonómico de grafiti Villalar, organizado por el Ateneo Cultural Jesús Pereda de CCOO y la Fundación Villalar-Castilla y León. Castilla y León, cultura y libertad, Déjate llevar... es Villalar, Por el futuro de Castilla y León, Castilla y León auténtica, Ruge Castilla, Sonido de acontecimientos, Orgullo comunero y Castilla y León, tierra de libertad fueron los lemas de los proyectos desarrollados por los participantes en la convocatoria.

La caseta de la Fundación Villalar fue una de las más concurridas durante toda la jornada, y cuantos visitantes se acercaron a ella pudieron recoger un pañuelo identificativo de la festividad. Hoy es un día importante para reivindicar todo aquello que nos une, toda nuestra historia común, nuestro patrimonio cultural y nuestro patrimonio natural, destacó la presidente de la institución y de las Cortes Regionales, María Josefa García Cirac, quien apuntó que sobre todo debemos sentirnos orgullosos de nuestras gentes, de los hombres y mujeres que desde cualquier rincón de Castilla y León contribuyen a hacer de esta tierra una región próspera.

Reivindicaciones

Entre las reivindicaciones más presentes durante la celebración, un grupo de afectados por las expropiaciones por el Macropolígono Canal de Castilla, que se expande por los términos municipales de Corcos del Valle, Cabezón y Cigales, acompañó a la comitiva institucional increpando al presidente de la Junta al grito de Aquí están, ya se ven, son los golfos del PP, portando pancartas en las que se podía leer Argentina expropia, la Junta se apropia.

El colectivo de víctimas republicanas también instaló una caseta en la campa donde subrayaban que investigar el franquismo no es delito y recibían apoyos para la causa. Los sindicatos mayoritarios, UGT y CCOO aprovecharon la ocasión para lanzar mensajes de protesta contra la reforma laboral, rechazando las medidas adoptadas por el Gobierno 'popular' desde su acceso al poder.

El alcalde de Villalar de los Comuneros, el socialista Luis Alonso, ejerció por primera vez como anfitrión de la fiesta desde su elección el pasado mes de mayo en los comicios municipales. Villalar es sobre todo un punto de encuentro para los castellanos y leoneses, que nos ayuda a reafirmarnos en el sentimiento autonomista y regionalista de Castilla y León. Con el lema 'Villalar, la casa de Castilla y León', el Consistorio instaló una caseta en el acceso a la campa que daba la bienvenida a los participantes.

La localidad vivió además la inauguración de la exposición 'ARQXXICYL. Arquitectura para el siglo XXI en Castilla y León, en la Casa de Cultura del municipi. Sus comisarios, el arquitecto y profesor de la Universidad de Valladolid Fernando Zaparaín y el fotógrafo Justino Díez detallaron pormenorizadamente el contenido de las 25 cajas de luz con las que repasan lo más significativo de las edificaciones realizadas en la región desde el año 2000, con imágenes del Musac, el Hospital Río Hortega de Valladolid, la Escuela Politécnica Superior de Ávila, el Museo de la Evolución Humana en Burgos, el Estadio de La Balastera en Palencia, la Hospedería Fonseca en Salamanca, la Casa de la Moneda en Segovia, el Conservatorio de Soria o el Centro de Día 'Santa Marina' en la localidad zamorana de Villar de Buey, entre otros.