173 corredores participan en la clásica carrera de 'la chuleta'

El mal tiempo dificulta el desarrollo de la prueba del Gran Premio Ciclista Cuéllar

M. RICOCUÉLLAR
Momento del paso de los corredores por una de las zonas de la carrera. / M. Rico/
Momento del paso de los corredores por una de las zonas de la carrera. / M. Rico

Aunque el día amaneció soleado, el fuerte viento y el frío, e incluso algo de lluvia dificultaron el transcurso de la carrera del Gran Premio Ciclista Cuéllar Contra todas las previsiones, el domingo amaneció abierto y soleado en la villa de Cuéllar, lo que hacía presagiar una gran jornada de Feria, en un día en el que los cuellaranos y vecinos de toda la comarca disfrutan de una cita deportiva de primer nivel que se convierte en lúdica y gastronómica.

Se trata del Gran Premio Ciclista Cuéllar, una cita en la que se alzó con el primer puesto el corredor Isidoro Pérez, del equipo Frío Julymar. La prueba es conocida popularmente como carrera de 'la chuleta', pues son cientos los vecinos que se trasladan hasta los pinares que se extienden a ambos lados de la carretera por la que transcurre la prueba, para animar a los deportistas y disfrutar de unas ricas chuletas de lechazo asadas a la parrilla.

Desde primera hora de la mañana, el goteo de coches y vecinos hacia los pinares resultó incesante, mientras un total de 173 corredores tomaban la salida unos minutos después de las 10:00 horas. Una salida que contó con algo de retraso, debido a la necesidad de organización de tan amplia cifra de ciclistas y de coches, pues todos ellos formaban parte de un total de catorce equipos, entre ellos el Súper Froiz, con siete corredores, el Frío Julymar, Diputación de Ávila-Smilekers, Recambios Callejo, Diputación de León, Salchi, la Peña Ciclista Galán Reyes-Carman, de Sanlúcar de Barrameda, el Félix Pérez, de Getafe, el CAI de Zaragoza, el Club Ciclista Torrejón, que acudía a la cita por primera vez o el Control Pack.

El tiempo

Lo que parecía que iba a ser una tranquila jornada de ciclismo y pinar, se fue complicando a lo largo de la mañana, debido, especialmente, a las inclemencias meteorológicas. El fuerte viento que soplaba especialmente en los primeros kilómetros del recorrido, propició un alto número de abandonos, algunos de ellos ya en la primera vuelta al circuito, que transcurría por Cuéllar, Torregutiérrez, San Cristóbal de Cuéllar, Vallelado, Chañe y Arroyo de Cuéllar, para regresar de nuevo a las calles de la villa.

Los ciclistas que completaron la prueba realizaron cinco vueltas a este circuito, lo que supone aproximadamente 165 kilómetros, que se realizaron a un ritmo medio de 45 kilómetros por hora, en aproximadamente cuatro horas, por lo que la cita deportiva se extendió durante toda la mañana, hasta pasadas las 14:00 horas.

En los primeros kilómetros, el pelotón realizó el recorrido prácticamente unido y tras la primera vuelta, los deportistas entraron casi juntos por las calles de Cuéllar. Este ritmo cambió ya en el segundo recorrido, cuando en la zona de los pinares dos de los ciclistas habían avanzado unos metros por delante del pelotón, que ya se había disgregado en varios fragmentos. Esta tónica se repitió ya prácticamente durante toda la carrera, con varios intentos de escapada de algunas unidades del pelotón, que en unos metros eran absorbidas por el resto del grupo. Mientras tanto, los dos corredores en cabeza se iban relevando, consiguiendo metros de distancia que en la última vuelta no pudieron conservar.

En los últimos kilómetros un grupo de ocho corredores escapó del pelotón y consiguió acercarse a los dos ciclistas de cabeza, creando un grupo de diez que se distanció de forma muy visible del grupo grande, al que finalmente consiguió sacar una diferencia de más de seis minutos en la línea de meta.

Ya en la entrada de la última vuelta por las calles de la villa la distancia era evidente y el grupo de diez corredores realizó un último esfuerzo hasta la cuesta de la calle Valdihuertos, donde se situaba la meta. El sprint final y un último esfuerzo, además de un ataque en los últimos metros fue el que hizo vencedor de esta quincuagésimo cuarta edición al corredor Isidoro Pérez, corredor del equipo vallisoletano Frío Julymar.

Fotos

Vídeos