El consejero de Sanidad cifra en 40 millones el ahorro de personal por la ampliación de jornada

Sáez reconoce que las obras del Hospital de Salamanca sufren una «ralentización»

FRANCISCO GÓMEZSalamanca

La aplicación, a partir del próximo 1 de mayo, de la Ley de Medidas de la Junta de Castilla y León en cuanto a la ampliación de jornada laboral en dos horas y media semanales, podría suponer un ahorro de hasta 40 millones de euros anuales, según explicó el consejero, Antonio María Sáez, en un encuentro con supervisores y mandos intermedios del Hospital Clínico de Salamanca.

El consejero destacó que la prolongación de la jornada permitirá «llevar al campo de la asistencia normalizada lo que hasta ahora se considera actividad extraordinaria». De esta forma, la Junta podría ahorrarse en personal alrededor de 15 millones de euros al año eliminando las llamadas peonadas, a las que se sumarían otros 5 millones de euros aproximadamente por la eliminación de las visitas hospitalarias.

Además, el consejero señaló que la ampliación de jornada supondría también que el gasto destinado a sustituciones experimentaría un importante descenso. Así, de los 100 millones de euros al año que la Consejería dedica a este capítulo, «creemos que podremos asumir el 20% gracias a que al ampliar la jornada serán necesarias menos sustituciones».

Antes de mantener la reunión con el personal sanitario, Sáez recordó que la sanidad «es uno de los servicios públicos mejor valorados en Castilla y León y queremos que siga siendo así», para lo que es necesario tomar medidas que van «desde el esfuerzo pedido a los ciudadanos a través de impuestos a este esfuerzo a los trabajadores que trabajarán más por el mismo sueldo».

El consejero afirmó que «con estas medidas creemos que podemos mantener razonablemente los niveles de calidad asistencial en Castilla y León, sin tener que llegar a otras medidas de mucho más calado que sí han tomado otras comunidades».

En cualquier caso, recordó que en los últimos presupuestos de la Junta, la sanidad acaparaba el 35% del gasto total, subiendo desde el 31% anterior y destacó que «en los próximos presupuestos también continuará siendo una prioridad clara de esta comunidad».

Eso sí, Sáez reconoció que muchas de las inversiones del Plan de Infraestructuras tendrán que «ralentizarse», entre ellas el nuevo hospital de Salamanca. La Ciudad de la Salud experimenta un importante retraso y en principio su puesta en marcha ya no se prevé hasta el 2016.

El consejero recordó que «en estos momentos las obras dependen de solucionar un problema surgido con el colector y también de las previsiones presupuestarias que podremos conocer en breve».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos