Más de sesenta escolares participan en talleres intergeneracionales

Varios mayores se han desplazado a las aulas para transmitir sus conocimientos

EL NORTESEGOVIA
Un grupo de escolares visita una herrería. /El Norte/
Un grupo de escolares visita una herrería. /El Norte

Los alumnos de las aulas de Olombrada, Hontalbilla, Fuentesaúco de Fuentidueña y Torrecilla del Pinar, integradas en el Centro Rural Agrupado El Olmar, han descubierto estos días que para jugar basta con una imaginación despierta y compañeros dispuestos a compartir un rato de diversión; y que hay antiguos oficios que actualmente pueden generar nuevas vías de empleo para el medio rural. Y lo han aprendido de la mano de sus mayores, en los talleres intergeneracionales organizados por la Iniciativa Social de Mujeres Rurales (Ismur) y la ONG Colectivos de Acción Solidaria (CAS).Estos talleres se enmarcan en el proyecto piloto 'De Mayor a menor', financiado por el Feader y el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y que se desarrolla en la zona de Tierra de Pinares hasta el año 2014.El objetivo principal de esta iniciativa, tal y como explican sus promotores, es «acercar los valiosos saberes que poseen nuestras personas mayores a la infancia y la juventud de nuestros pueblos, con el fin de darlos a conocer para evitar que caigan en el olvido». Otros de los fines que se persiguen son poner en valor saberes tradicionales como un pilar de nuevas economías rurales sostenibles, y demostrar que la dinamización de la población mayor puede ser útil para la prevención de la dependencia, generando una actividad donde los protagonistas son las personas mayores».En las actuaciones realizadas han participado más de sesenta niños de diferentes colegios y edades, así como el profesorado de las aulas de Torrecilla del Pinar, Hontalbilla, Fuentesaúco de Fuentidueña y Olombrada.Alumnos de cuarto y sexto de Primaria y de cuarto de ESO han visitado la Herrería de Frías para conocer su funcionamiento y las distintas formas de trabajar el hierro, así como el antiguo telar de hilo de Zósima Núñez.En el resto de pueblos, los escolares de Infantil y Primaria han contado con la presencia de varios mayores, que se han desplazado a las aulas para transmitir sus conocimientos sobre oficios antiguos, como el de alguacil, y juegos como la rayuela o las tabas, además de acercar a los chavales tradiciones como la matanza y 'correr el gallo', o el proceso de elaboración artesana de productos alimentarios como el queso, el membrillo, el pan candeal o los florones.

Enriquecedor

Para la presidenta de Ismur, Rosa Arranz, «las actividades han sido muy satisfactorias y enriquecedoras, tanto para nosotras como para los profesionales docentes, ya que todos hemos aprendido valores y saberes de nuestros mayores de su propia voz».Arranz destaca que los alumnos «han mostrado un gran respeto y admiración por los mayores, por lo que queremos agradecer la atención y participación desinteresada de las distintas mujeres participantes, las socias de Ismur, el equipo docente del CRA El Olmar y sus distintas aulas y alumnos, así como de las personas que nos han abierto sus empresas y hogares para que los jóvenes conozcan otras antiguos oficios que actualmente pueden generar nuevas vías de empleo para el medio rural, ya que todos ellos contribuyen al éxito del programa y de las actividades sociales desarrolladas, tan necesarias en nuestros pueblos».

Fotos

Vídeos