La Fiscalía abre diligencias penales por el yacimiento arqueológico de La Antigua

Las excavaciones realizadas desde 2006 en esta Plaza han sacado a la luz las únicas evidencias constructivas de época romana en la ciudad de Valladolid, junto a la necrópolis medieval de la Iglesia de la Antigua

ICALVALLADOLID

La Fiscalía de Medio Ambiente y Urbanismo de Valladolid ha abierto Diligencias de Investigación Penal contra el Ayuntamiento de Valladolid y las Comisiones de Patrimonio Cultural de Castilla y León y de Prevención Ambiental de Valladolid, que podrían haber incurrido en un delito contra el patrimonio histórico, según confirman desde Ecologistas en Acción.

La actuación responde a la denuncia presentada por Ecologistas en Acción, la Federación de Asociaciones Vecinales e Izquierda Unida, por el estado deplorable de los restos arqueológicos exhumados en la Plaza de Santa María de la Antigua, vinculados a la Iglesia y protegidos como Bien de Interés Cultural por las leyes del Patrimonio Español y de Castilla y León.

Las excavaciones realizadas desde 2006 en esta Plaza han sacado a la luz las únicas evidencias constructivas de época romana en la ciudad de Valladolid, junto a la necrópolis medieval de la Iglesia de la Antigua, el patio de un palacio renacentista bajo el que se presume la existencia de otros restos medievales y romanos, la bóveda del cauce del río Esgueva y la manzana de edificios del siglo XVIII que se mantuvo en pie hasta hace cuarto de siglo.

Para los ecologistas, el excepcional interés arqueológico de estos restos por cuanto constituyen un testimonio único e insustituible para conocer la historia de la ciudad de Valladolid, en palabras del Departamento de Prehistoria y Arqueología de la Universidad de Valladolid, obliga a la investigación, consolidación y puesta en valor del yacimiento, según establece el Convenio Europeo para la protección del patrimonio arqueológico, la legislación española de patrimonio y el propio Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Valladolid.

Según denuncian en un comunicado, tras la última campaña de excavaciones, realizada en 2009, el yacimiento arqueológico ha sido completamente abandonado, presentando la Plaza en la actualidad un aspecto degradado, cubierta de malas hierbas y con materiales de construcción y basura esparcida por todo el recinto. La valla metálica que delimita el área de excavación está en ocasiones abierta, permitiendo el paso de cualquier persona, y aparecen parcialmente exhumados y expuestos al tiempo meteorológico restos constructivos en el área donde se ha identificado el patio del palacio renacentista.

Todas estas actuaciones pueden ser constitutivas de un delito contra el patrimonio histórico, en el que estaría incurriendo el Ayuntamiento de Valladolid, como titular de la Plaza y responsable del abandono del yacimiento arqueológico, así como del proyecto de aparcamiento subterráneo que para la agrupación amenaza con destruirlo en su integridad. Según detallan, también podrían cometer el mismo delito las autoridades y funcionarios públicos que han informado favorablemente el expolio del yacimiento, entre los que se ha denunciado a los miembros de las Comisiones de Patrimonio Cultural de Castilla y León y de Prevención Ambiental de Valladolid, que han dado su visto bueno al aparcamiento subterráneo.

Las organizaciones denunciantes han puesto estos hechos en conocimiento del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y del Comité Nacional Español del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios Histórico-Artísticos (ICOMOS), solicitando su intervención, y van a divulgar la crítica situación del yacimiento arqueológico y el comportamiento de las autoridades de Valladolid y Castilla y León entre las entidades que en el ámbito nacional e internacional se preocupan de la conservación del patrimonio.

Con el objetivo de movilizar a la sociedad de Valladolid frente a este atentado contra la conservación de nuestro patrimonio cultural, se ha convocado a asociaciones y organizaciones ciudadanas a una reunión el próximo miércoles 29 de febrero en la Federación de Asociaciones Vecinales, en la que se propondrán distintas acciones como la presentación de alegaciones colectivas, una concentración de protesta y la realización de actos informativos en barrios y asociaciones.