Una gasolinera de Zamora deja de servir a los coches de la Policía Municipal porque el Ayuntamiento le debe 8.000 euros

El consistorio reconoce que "hay algunas deudas con suministradores" y "de forma puntual se producen algunos conflictos"

ICALZAMORA

Una gasolinera de Zamora dejó ayer de servir gasóleo a los coches patrulla de la Policía Municipal por una deuda acumulada por el Ayuntamiento de la capital durante el último año que ronda los 8.000 euros, según las fuentes consultadas por la agencia Ical, que también apuntaron que la deuda municipal puede superar esa cantidad ya que se refiere a otras áreas del parque móvil, como la correspondiente a Parques y Jardines.

Ayer mismo, la estación de servicio, concretamente la Gasolinera Raigada, ubicada en la calle Salamanca, decidió no llenar el depósito a los vehículos policiales, materializando la medida adoptada el pasado viernes, último día que despachó combustible para los coches de la Policía Municipal.

Por su parte, el Ayuntamiento de Zamora reconoció que hay algunas deudas con suministradores y que de forma puntual se producen algunos conflictos y añadieron que ello no significa que no se pueda buscar una alternativa para solucionarlos. En este sentido, el concejal de Protección Ciudadana y Recursos Humanos, Jesús Alonso, aseguró a Ical que en este momento, hay en depósito combustible suficiente para los vehículos de la Policía Municipal estén abastecidos y que no hay ningún vehículo inmovilizado por falta de gasóleo.

Asimismo, señaló que durante el día de hoy el Consistorio espera cerrar un acuerdo con la suministradora para que se pueda seguir efectuando el suministro sin ningún tipo de problema. De hecho, según fuentes consultadas por Ical, hoy mismo se ha cursado la orden de pago al proveedor mencionado, aunque las mismas fuentes no precisaron si la deuda se ha saldado de forma total o parcial.