El PSOE denuncia que la Junta de Castilla y León "paraliza" las conexiones de Zamora con Portugal

Martín Benito advierte de que los “recortes” en carreteras suponen un “freno” al desarrollo transfronterizo

ICALZAMORA

El Partido Socialista denunció hoy que la Junta de Castilla y León está paralizando las conexiones por carretera entre la provincia de Zamora y Portugal, después de que el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Antonio Silván, expusiera que la Administración autonómica no ha fijado todavía la fecha para iniciar las obras de acondicionamiento de la carretera ZA-921 entre Puebla de Sanabria y Rihonor de Castilla, a lo que se añade que tampoco hay previsión sobre las obras de refuerzo de la ZA-324 entre Villalcampo y la frontera portuguesa, según indicó el procurador socialista en las Cortes de Castilla y León José Ignacio Martín Benito. Tampoco hay proyecto de construcción del refuerzo del tramo entre Moraleja del Vino y la frontera, añadió.

En este sentido, Martín Benito criticó al Ejecutivo autonómico por lo poco que conoce la comarca zamorana de Sayago, ya que confunde Moraleja del Vino con Moralina de Sayago y recalcó que la Junta no considera actuación urgente la variante de Bermillo de Sayago, prevista en el Plan Regional de Carreteras con un presupuesto de ocho millones de euros. Tampoco puede hacerse una previsión exacta sobre las fechas de inicio y finalización de esta actuación, como comunicó por escrito el consejero Silván, según indicó el procurador zamorano.

Martín Benito afirmó que la Junta no apuesta por fortalecer las comunicaciones con Portugal, aspecto que consideró absolutamente necesario para el desarrollo transfronterizo y para el desarrollo económico y social de la provincia de Zamora. Esta paralización en las comunicaciones con Portugal está suponiendo, además, un recorte en la inversión en Zamora, dijo. La paralización de obra pública en una provincia por parte de la Junta, con el peor índice de actividad de la comunidad y el penúltimo de España, no contribuye por otro lado al impulso de políticas de fijar población en el mundo rural, agregó.

El procurador socialista, quien insistió en que sin comunicaciones, no hay desarrollo y sin desarrollo, no hay población, sentenció que la Administración regional parece hacer todo lo posible para frenar el desarrollo transfronterizo y empujar a la gente a marchar de su tierra.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos