Hacienda realiza casi 64.000 declaraciones de la Renta durante esta campaña

Se ha producido un incremento del 4,7% respecto al año anterior

ICALVALLADOLID

Las 89 oficinas de atención a los contribuyentes habilitadas por la Consejería de Hacienda con motivo de la Campaña de Renta 2010 han elaborado 63.990 declaraciones del IRPF (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas) durante los meses de mayo y junio. Esta cifra implica un aumento de 2.851 respecto al año pasado, lo que equivale al 4,7 por ciento más, según informaron fuentes del Ejecutivo autonómico.

La pasada campaña ha marcado un nuevo récord, según la Junta, en la ayuda que proporcionan los técnicos de la Junta a los ciudadanos. Se trata del último hito de un crecimiento que ha sido constante durante la pasada legislatura, puesto que de las 53.777 declaraciones de la Renta que se realizaron en 2007 se ha pasado a casi 64.000 en 2011, es decir, 10.213 más, lo que supone un incremento del 19 por ciento en cuatro años.

Hacienda presta este servicio gratuito de asesoramiento a los contribuyentes desde 1998, año en que comenzó a colaborar con la Agencia Tributaria en la realización de declaraciones del IRPF. El objetivo es facilitar a los castellanos y leoneses el cumplimiento de sus obligaciones fiscales, en especial a aquellos que residen en los pueblos, y para ello durante los meses en que es obligatorio satisfacer el impuesto se abren oficinas de ayuda en los principales núcleos rurales.

De hecho, el éxito de la campaña ha sido posible gracias a la contribución de los ayuntamientos de municipios que no cuentan con oficinas ni del Estado ni de la Junta, que han cedido sus locales para que los ciudadanos pudieran acudir allí para realizar su declaración de la Renta. De este modo se ha evitado que tuvieran que desplazarse a poblaciones más grandes, con el consiguiente ahorro de dinero y tiempo.

En total los contribuyentes han tenido a su disposición 89 oficinas distribuidas por todo el territorio regional. Para ello, la consejera de Hacienda, Pilar del Olmo, firmó convenios de colaboración con los alcaldes de los 77 municipios donde ha habido puntos de atención, en el marco de la cooperación iniciada en 2004 con la Federación Regional de Municipios y Provincias (FRMP). El Gobierno autonómico también ha prestado el mismo servicio en sus dependencias de las nueve capitales de provincia y en las localidades de Miranda de Ebro, Aranda de Duero y Ponferrada.

El incremento en el número de declaraciones realizadas este año tiene un valor aún mayor si se tiene en cuenta que los recursos destinados a la campaña por la Consejería de Hacienda han disminuido respecto al año anterior, como consecuencia de las restricciones presupuestarias que afectan al conjunto de la administración autonómica.

Incremento del uso de Internet

De las 63.990 declaraciones elaboradas en las oficinas del Ejecutivo autonómico, la inmensa mayoría, en concreto 48.544, el 75,9 por ciento del total, se han presentado por medios telemáticos, lo que confirma el continuo incremento en el uso de internet. Otro dato significativo es que cada vez son más los contribuyentes que hacen uso del borrador que les proporciona la Agencia Tributaria. En las oficinas de la Junta han tenido la posibilidad de verificarlo, modificarlo y presentarlo, una ventaja que han utilizado en 17.451 casos.

Al igual que en ejercicios anteriores, las provincias donde más declaraciones han elaborado los técnicos de la Dirección General de Tributos y Financiación Autonómica, que tiene al frente a José Agustín Manzano, han sido Burgos (11.068) y Valladolid (10.360), seguidas de León (9.670). El nivel de ocupación de las oficinas al servicio del público ha sido del 109 por ciento, lo que significa que se ha atendido a personas fuera del horario establecido.

Deducciones fiscales

En el momento de efectuar su declaración, los castellanos y leoneses han podido beneficiarse de un amplio abanico de ventajas fiscales aprobadas por la Junta. Las deducciones autonómicas en la cuota íntegra del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas tienen como objetivo fundamental el apoyo a las familias, y por eso las hay por nacimiento o adopción de hijos, por adopción internacional, por familia numerosa, por cuidado de hijos menores y para mayores dependientes.

Junto a esto, el Gobierno de la comunidad autónoma ha querido favorecer la emancipación de los jóvenes (mediante las deducciones por adquisición de la primera vivienda en núcleos rurales y por alquiler), las iniciativas emprendedoras (a través de la deducción por autoempleo de mujeres y menores de 36 años) y el cuidado del patrimonio (por medio de la deducción por cantidades donadas o invertidas para la rehabilitación del patrimonio histórico, cultural y natural)