La Virgen del Castillo regresa a la iglesia

F.D. ICAL

Los vecinos de la localidad de Bernardos (Segovia) iniciaron hoy, a las 19.30 horas, el traslado procesional de la Virgen del Castillo hasta su iglesia, en la 'Bajada' con la que se realice el último paso de la romería que tiene lugar cada diez años. Tras la misa celebrada en la ermita situada en el Cerro del Castillo, los fieles comenzaron el peregrinaje de regreso procesional hasta la iglesia situada dentro del pueblo, para dejar la imagen. Será un trayecto de tres kilómetros en el que se espera que se tarden más de 18 horas en realizar, según anunció el alcalde, Jesús Pastor.

Finalizará así el recorrido de la imagen de la patrona que comenzó el pasado domingo y que ayer lunes tuvo como acto central el recuerdo a los difuntos que este año no han podido participar en la fiesta de la Virgen del Castillo. La ceremonia, que tuvo lugar en la ermita, contó con la presencia del obispo de la Diócesis, Ángel Rubio Castro, que acudía por primera vez a esta celebración, la única que tiene lugar cada diez años.

Los actos de hoy arrancaron por la mañana con una nueva celebración eucarística en la ermita, y posterior exhibición del grupo de paloteo local. Tras la misa vespertina, arrancó el traslado de la imagen en dirección al pueblo, que durará toda la noche. En el pueblo se han preparado en torno a 2.000 velas para que a la llegada de la Virgen al casco urbano, en la próxima madrugada, se apague la iluminación artificial y quede únicamente la luz de las candelas.

Para avisar a los vecinos de la entrada de la Virgen al pueblo por la calle del Castillo, donde se encuentra el primer arco en el que se han colocado miles de flores, se tocarán las campanas de la iglesia. De este modo, se prevé el final del recorrido para la mediodía del miércoles, momento en que se colocará la imagen en su lugar, hasta dentro de otros diez años, en 2020.

Fiesta decenal

Y es que la fiesta de la Virgen del Castillo tiene especial emoción en la localidad de Bernardos por su prolongada periodicidad. Sin embargo originariamente no se organizaba cada diez años, según el alcalde, que recuerda que la primera referencia de la que se tiene constancia data del año 1732, cuando se inauguró la ermita a la que peregrina la imagen. A partir de esa fecha, hay un período marcado por la ausencia de documentos que traten del asunto. Y en 1814 se produce la primera romería de la que existe documentación.

Los vecinos subieron a su patrona el día 30 de mayo en conmemoración del regreso a España del rey Fernando VII después de la invasión napoleónica. Luego, en 1928, se produjo la coronación de la Virgen del Castillo, en la plaza del pueblo, el día 30 de mayo, que fue otra fecha histórica pues se conmemoró el 150 aniversario de la aparición de la imagen en el cerro del Castillo.

Los bernardinos, a través de sus aportaciones, sufragaron la corona que actualmente luce su patrona en las solemnidades. Y fue en 1940 cuando se estableció la periodicidad decenal actual.

Por todo ello, el Ayuntamiento ha realizado esfuerzo especial este año con la romería. Se han habilitado dos mil plazas de aparcamientos a lo largo del camino de subida, y salidas de emergencia para garantizar cualquier actuación en caso de necesidad. Además se han recuperado grupos de paloteo y se han elaborado recuerdos de lo más variado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos