El callejero mira a la galaxia

El Ayuntamiento rescata del olvido al astrofísico Carlos Sánchez y le dedica un barrio

J. SANZVALLADOLID.
El callejero mira a la galaxia

El callejero de la capital oculta, en ocasiones, sorpresas muy agradables. La ciudad cuenta desde hace algunas semanas con treinta nuevas vías recién bautizadas -fueron aprobadas a lo largo del año pasado- y de todas ellas una brilla con luz propia. Es la calle del Astrofísico Carlos Sánchez. Su nombre, a primera vista, no le dirá mucho al común de los vallisoletanos, pero resulta ser uno de los científicos más brillantes que ha dado este país en el marco de su especialidad.

El nombre de Carlos Sánchez (Magro) luce ahora en una de las calles principales del nuevo barrio de Los Santos Pilarica -la paralela al río Esgueva, con entrada por Juan Carlos I, frente a la gasolinera- y su pasión, es decir, los astros, denominan al resto de vías de este núcleo urbano en expansión de la zona este. Planeta, Satélite, Nube de Magallanes, Asteroide, y así hasta 14 viales, pueblan el nuevo callejero en recuerdo de un científico que cuenta con un telescopio propio en el observatorio del Teide -el Telescopio Carlos Sánchez (TCS)- y un asteroide -el 202819- bautizado también como 'Carlosanchez', según informaron fuentes de la Sociedad Astronómica Syrma y del Grupo Universitario de Astronomía.

Estatua para Adolfo Suárez

El callejero mira así a la galaxia -nombre de uno de los nuevos viales- en un barrio en pleno proceso de construcción pero que cuenta con placas en sus calles recién urbanizadas desde el 12 de noviembre del año pasado, cuando fue aprobada su denominación por el Ayuntamiento. La calle del Astrofísico Carlos Sánchez bordeará Los Santos Pilarica y servirá de nexo entre los bloques de viviendas y un parque al borde de la ribera del río.

El callejero del 2010 no sólo incluye esta novedad sino también una vía dedicada a uno de los principales artífices de la Transición. Adolfo Suárez, el ex presidente del Gobierno, tiene por fin una vía en mitad de la Ciudad de la Comunicación, con acceso desde el paseo del Arco de Ladrillo. Allí también, según prometió hace algunos meses el alcalde, Francisco Javier León de la Riva, tiene intención el Consistorio de erigir un monumento en honor del político abulense. El nuevo barrio, delimitado por el citado paseo, la línea de Ariza y el polígono de Argales, cuenta también con otra calle recién bautizada (Boston) en la línea de los nombres de distintas ciudades americanas que dan nombre a sus viales.

Más sorprendentes, quizás, son las diez nuevas calles aprobadas el 5 de octubre para la ampliación de La Galera, al borde la carretera de Fuensaldaña. Sus nuevos viales lucen nombres un tanto marineros para estar enclavados en plena meseta castellana: Velero, Corbeta, Fragata, Navío, Yate,..., y así todos.

Otros barrios más veteranos, como Parquesol, continúan creciendo y el año pasado incorporaron una calle dedicada al ilustre pintor vallisoletano Juan Antonio Morales, en la línea de la mayoría de vías del entorno. En la vía, con acceso directo desde la ronda interior sur (calle Manuel Jiménez Alfaro), están enclavados el restaurante Las Lomas y el nuevo Burguer King. El artista, fallecido en 1984, fue uno de los retratistas más afamados de su época. Una de sus pinturas, la de los Reyes Católicos, ilustró los billetes de 1.000 pesetas durante décadas.

El nombre más polémico

Mucha más polémica desató la presencia en el callejero del Doctor José Ramón del Sol -entre la avenida de Segovia y la parte trasera del nuevo Río Hortega-, aprobada por el Ayuntamiento el 16 de enero del año pasado. Su nombramiento provocó las iras de la oposición y llevó a Izquierda Unida y a la Asociación por la Recuperación de la Memoria Histórica a pedir su eliminación por el pasado franquista del que fuera rector de la UVA en los años setenta.

El callejero del 2010 incluirá las treinta nuevas calles para evitar que hasta los taxistas se pierdan aún a la hora de buscar algunas de ellas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos