«La quimioterapia es dura, y más en este lugar»

«En Palencia somos unos privilegiados. El cariño y la amabilidad que recibimos de los médicos, enfermeras y auxiliares nos aportan una dosis de ánimo fundamental para sobrellevar un tratamiento de quimioterapia que en muchos casos es duro. Estamos agradecidísimos. Pero en la cara opuesta de la moneda están unas instalaciones obsoletas, viejas, con un déficit muy grande de espacio, que creo que incluso resta dignidad. En estas circunstancias, no ayuda en absoluto. Creo que los responsables sanitarios tienen que pensar en la dignidad de las personas, y mucho más en la dignidad de los enfermos de cáncer». Con estas palabras, la presidenta de la Asociación Española Contra el Cáncer en Palencia, Leonor González, justifica su reivindicación, que cobra especialmente fuerza en un momento en que Sacyl tiene que decidir qué hace con los espacios que queden liberados en el edificio actual del hospital cuando las consultas externas pasen al nuevo inmueble, que se estrenará una vez que pasen las vacaciones de Navidad. «Creo que no es sólo cuestión de distribuir espacios, es una obligación moral con todos nosotros», agrega Leonor González.