Desmontan el presbiterio de la Catedral de Ávila por una sentencia

El Obispado pone fin a cuatro años de litigios y cumple el fallo que le obliga a dejar a la vista unas lápidas del siglo XV

EL NORTEÁVILA
El presbiterio de la Catedral, vallado para acometer la obra./ R. H.-EFE/
El presbiterio de la Catedral, vallado para acometer la obra./ R. H.-EFE

El Obispado de Ávila anunció ayer que las obras de desmontaje del presbiterio de la Catedral de la capital abulense, para dar cumplimiento a una sentencia judicial, se iniciarán por fin hoy después de cuatro años de litigios.

El Obispado indicó que ayer mismo recibieron la licencia administrativa del Ayuntamiento de Ávila, tras lo que se llevarán a cabo las obras «en cumplimiento de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León», que obliga a levantar el altar del templo y modificar las obras que se llevaron a cabo en el 2002, informa Europa Press.

Antes, la Dirección General de Patrimonio de la Junta dio el visto bueno al proyecto, que debe dejar a la vista las antiguas lápidas que quedaron bajo el actual presbiterio . El Obispado señaló que cuando se terminen las obras «se dará aviso al tribunal para que verifique que se ha cumplido con la sentencia y levante acta del estado del presbiterio».

La denuncia que motivó la sentencia partió de la Academia de la Historia y la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, y data del 2005, aunque luego fue recurrida en el 2006. A comienzos de este año, una providencia, que se repitió a comienzos de septiembre, instó al Obispado a llevar a cabo las obras.

El Tribunal Supremo desestimó en marzo el recurso del Obispado contra la sentencia previa del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León que en el 2005 obligó a desmontar el presbiterio para dejar al descubierto las tumbas en las que han sido enterrados los obispos de Ávila desde el siglo XV.

Inauguración en el 2002

Las obras concluyeron en el 2002 y sobre las tumbas se colocó una estructura que impide la contemplación de las laudas. La Real Academia de la Historia lo denunció y el Tribunal Superior le dio la razón en el 2005 exigiendo la retirada del altar y del ambón. El Obispado y el Cabildo Catedralicio recurrieron alegando que la obra era necesaria.

El entonces obispo de Ávila, monseñor Adolfo González Montes, inauguró el 23 de junio del 2002 las obras de reforma del presbiterio de la Catedral con una misa. Las obras, que contaron con un presupuesto que superó los 180.000 euros, se prolongaron durante más de tres años.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos