Zaratán homenajea a la salchicha con una fiesta que contó con 2.500 personas

La jornada sirvió de marco a la celebración del <strong>séptimo Encuentro Folclórico de Danzas Castellanas</strong>

FRANCISCO IZQUIERDOZARATÁN
Reparto de las raciones de salchicha en la fiesta de Zaratán. / HENAR SASTRE/
Reparto de las raciones de salchicha en la fiesta de Zaratán. / HENAR SASTRE

Tal y como es habitual, Zaratán celebró ayer su tradicional Fiesta de la Salchicha, un festejo popular que alcanzó su decimoquinta edición y a la que se acercaron alrededor de 2.500 personas. El evento no se centró sólo «en fomentar y potenciar la industria salchichera del municipio», como comentó su alcalde Carlos Carranza, sino que sirvió «para dar a conocer el pueblo» a todos los visitantes que aprovecharon el día festivo para acercarse a la localidad.

Por ello, se prepararon varias actividades que arrancaron a las 12.30 de la mañana. A esa hora se celebró una misa castellana, con una ofrenda de salchichas en la iglesia parroquial de San Pedro. Un acto en el que además participó la Coral de Zaratán, interpretando varias canciones.

Después, a la hora de la comida, se llevó a cabo una gran paellada en el pabellón municipal.

En ese momento fue cuando más gente se agrupó en la fiesta, sobre todo porque se instalaron un parque infantil y varios hinchables para los niños. Otras de las actividades que más gustaron y en la que se vivió más participación fue en el VII Encuentro Folclórico de Danzas Castellanas. En este festival participaron los grupos Reyes Católicos de Dueñas (Palencia), Castellares de Zaratán, Villa de Cuéllar (Segovia) y la Asociación de Dulzaineros Real y Medio.

Ya por la tarde, como no puede ser de otra manera, se ofreció una degustación del producto chacinero que más fama ha dado a Zaratán en el mismo recinto.

El alcalde destacó «la gran aportación de la empresa Cárnicas Zaratán que, con el apoyo de otras asociaciones del municipio, hace que el presupuesto de esta celebración para el Consistorio sea prácticamente nulo».

Además, la colaboración de varias organizaciones de la localidad, como la de jubilados, amas de casa y bailes de salón, permitieron que los asistentes disfrutaran de un producto que tiene como secreto «la excelente selección de las materias primas por parte de los productores, con una perfecta mezcla de especias y carne que hace de esta salchicha un producto único», según destacó el regidor.

Después, una disco-movida en el pabellón municipal para mover el esqueleto cerró la jornada.

Fotos

Vídeos