Decenas de personas participan en el baile en honor a la patrona de Villafrades

PABLO CRESPO| VILLAFRADES

Villafrades de Campos quintuplicó ayer su población con motivo de la celebración de la festividad de su patrona, la Virgen de Grijasalbas. Varios cientos de personas, entre los que se encontraban numerosos villafradeños que residen fuera de la localidad, las que quisieron estar presentes en la procesión, que tiene como principal atractivo la actuación del Grupo de Danzantes de la localidad.

Lo integran ocho jóvenes con edades comprendidas entre los 16 y los 18 años y 'El Chiborra', personaje que en otros lugares significa birria o bufón y que en Villafrades está considerada como una figura mística y sensible que tiene como misión dirigir los movimientos de los danzantes que bailan al son de una dulzaina, 'La Charambita', que viene acudiendo a Villafrades desde hace muchos años.

Según el alcalde de la localidad, Alfonso Gordaliza, se tiene constancia de que el Grupo de Danzantes de Villafrades data de principios del siglo XVI, con lo que es uno de los poquísimos pueblos que conserva esta tradición como en sus orígenes, tanto en su baile como en su atuendo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos