Memoria Histórica recuerda a las víctimas de la Guerra Civil en Ventosa de la Cuesta

Una treintena de vecinos de la localidad vallisoletana se congregan para rendir homenaje a cinco concejales del Ayuntamiento fusilados en 1936

NURIA ÁLVAREZ| VALLADOLID
Los asistentes escuchan las palabras de José María Martínez, de Memoria Histórica./ A. FARIZA/
Los asistentes escuchan las palabras de José María Martínez, de Memoria Histórica./ A. FARIZA

La localidad vallisoletana de Ventosa de la Cuesta rindió homenaje ayer a a cinco miembros del Ayuntamiento constitucional del pueblo que fueron asesinados el 5 de agosto de 1936 por las tropas nacionales. El acto fue organizado por la localidad y por la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica.

La plaza Gamazo se vistió con los colores de la república. Globos rojos, amarillos y morados colgaban de improvisadas cuerdas que atravesaban la plaza. Las banderas republicanas ondeaban como podían bajo el fuerte calor. El Ayuntamiento de la localidad, del Partido Popular, no les prestó ninguna sala para poder realizar el homenaje.

Dicen que todavía hay gente mayor en el pueblo que tiene miedo de que se les señale con el dedo, como hace 70 años. Esos momentos nunca los olvidarán, ni unos ni otros. Como tampoco olvidan a sus muertos. Gaudencio Cantalapiedra natural de Ventosa de la Cueva y labrador de profesión, a sus 42 años era el alcalde. El 5 de agosto fue asesinado y colocado en la fosa común del cementerio de Valladolid. Daniel Cantalapiedra Cantalapiedra perdió la vida a los 49 años en las mismas circunstancias que el anterior. Deogracias García Gómez era jornalero y tenía 60 años. Misma historia, mismo final. Las dos últimas víctimas eran las más jóvenes, pero eso no les libró de correr la misma suerte que sus compañeros. Eran Félix Recio Ventosa de 32 años de edad y Juan Cantalapiedra, de 35. El homenaje se inició con una introducción histórica sobre Ventosa de la Cuesta en 1936 realizada por miembros de la asociación por la Memoria Histórica. Los familiares y vecinos hablaron o leyeron poemas. Y por último, se soltaron unas palomas en memoria de los homenajeados.

El presidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Valladolid, Silvino Martín, explicó que desde que se creó la organización en la provincia se han realizado 50 exhumaciones a petición de las familias, y se han identificado 300 cadáveres que fueron devueltos a sus seres queridos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos