La romería de Malangosto protesta ante la normativa de Medio Ambiente

El domingo los romeros subirán hasta 2.016 metros de altitud para apoyar la candidatura de Segovia como Capital Europea de la Cultura en el año 2016

A. C. S.| SEGOVIA

La cofradía del Libro del Buen Amor y Amigos de Malangosto celebrará el domingo la cuatrigésimo primera edición de la romería de Malangosto. En esta ocasión la normativa de la delegación de Segovia de Medio Ambiente modificará la celebración del festejo. Este año se hará un arroz campero en la provincia de Madrid debido a l reglamento impuesto por Segovia, sobre el riesgo de incendios forestales.

Juan Tapia manifestó el malestar de la asociación con la delegación debido a que ellos quisieron poner medidas para poder celebrar la paella y cumplir con la normativa, sin embargo no recibieron respuesta alguna. La asociación no entiende el por qué ya que el año pasado cumplieron con las normas de seguridad e incluso se desplazó un camión de bomberos y este año se les prohibe sin ninguna explicación.

La romería surgió en 1968 gracias Jaime Alpens Gasparini que quiso hacer una romería en honor al Cristo de la Sierra y rememorar el encuentro del Arcipreste de Hita y La Chata que relata el 'Libro del Buen Amor'.

La salida se hará el domingo a las 12.30 de la mañana desde el Chozo, el recorrido será 1 kilómetro y se subirá hasta alcanzar los 2.016 metros de altitud. Después habrá una misa con los asistentes de Madrid y Castilla y León y al finalizar la eucaristía se hará una suelta de palomas desde ambos lados de la sierra.

Sobre 13.30 se hará entrega de los títulos y una hora más tarde se servirán la comida cerca del nacimiento del río Cambrones. A pesar de la crisis el precio será de 5 euros por ración.

Por otro lado, Juan Matei afirmó que «el estado actual del camino es lamentable», a lo que Tapia añadió que «son los usos tradicionales los que mejor cuidan el bosque y la romería nació con el espíritu de cuidar la sierra».

La organización informó que «sólo los todoterrenos podrán subir hasta el final, mientras que los demás coches se recomienda que se queden en los últimos 500 metros, debido a las dificultades del terreno».

Este año el Arcipreste de Hita será el diplomático y escritor Santiago de Mora y Figueroa, marqués de Tamarón, y quien encarnará la Chata será Cristina Barrios Almanzor, embajadora contra el cambio climático en España.