El Rondilla necesita 30.000 euros para no desaparecer

S. G. S.| VALLADOLID
Las jugadoras del Rondilla celebran un gol. / M. ÁNGEL SANTOS/
Las jugadoras del Rondilla celebran un gol. / M. ÁNGEL SANTOS

Las chicas del Juventud Rondilla están, sin esperarlo, en medio del partido más importante de la temporada, el de la supervivencia. Parece que es el sino del equipo humilde: sobrevivir sobre el césped y luchar por no morir en los despachos, cosa que se complica si sobre el campo hay jugadoras.

Tras conseguir de manera brillante la permanencia en la temporada del regreso a la Primera División Nacional, la categoría de plata equivalente a la Segunda División, Cule y compañía ven ahora como peligra, directamente, la continuidad del Juventud Rondilla Femenino,.

Hace varias semanas el club y el Real Valladolid iniciaron contacto para que las blancas fueran blanquivioletas y jugaran en la Superliga, el proyecto se presentó en las oficinas de Zorrilla, pero el Valladolid guarda silencio administrativo, o al menos eso parece, y mientras se lo piensan, el Rondilla tiene que poner el aval para asegurar su plaza en Primera. 3.000 euros tienen que llegar a la RFEF el próximo miércoles, aunque la directiva del club intentará conseguir una moratoria y ampliar el plazo al viernes.

Esta operación del aval tiene muchas complicaciones. Cierto es que el club puede pagarlo, pero una cosa es la plaza y otra el presupuesto para toda la temporada y la dirección del Juventud no está dispuesta a 'arriesgar' 3.000 euros, reservar plaza y que luego no lleguen los 30.000 euros que cuesta mantener a la sección femenina, el equipo estrella, de la entidad durante todo un año y precisamente el club asegura que no puede asumir tal riesgo pues si al final no hay patrocinador además que perder los 3.000 euros debería pagar una cuantiosa multa.

Ahora, Juan Antonio Mohamed Garrido, Félix Rodríguez y Ramón -el cuerpo técnico del equipo- están, junto con sus jugadoras, moviéndose en busca de ese patrocinador, o varios, que pueda cubrir el balance de gastos y el equipo pueda inscribirse en la Primera División.

Tres días

72 horas son las que les quedan. El mercado está sondeado y ya hay varios frentes abiertos, pero lo cierto es que a día de hoy por unos y por otros la casa está sin barrer.

El Real Valladolid no ha dado señales de vida e incluso podría estar tanteando a otras entidades deportivas, el Juventud Rondilla no puede asumir de manera autónoma lo que cuesta un equipo Nacional, y las chicas atisban muy negro su futuro deportivo pues según miembros del equipo femenino el club les ha manifestado que no seguirán ni siquiera en Regional (18.000 euros). Es todo o nada.

Dicho de otra manera, si en 72 horas el Valladolid no apuesta por el fútbol femenino o no aparece un patrocinador que ponga en la mesa 30.000 euros para apoyar al equipo estrella femenino de la provincia, el Juventud Rondilla femenino y el proyecto de un equipo de chicas en la máxima categoría se habrá quedado en humo.

Sin dinero, El Juventud desaparecerá y el partido que ayer jugaron frente a las chicas del Simancas, que ofrecieron su apoyo incondicional, será el último de jugadoras como Cule o Pili, que han vivido ya situaciones parecidas y que ahora acariciaban el sueño de la Superliga.

Fotos

Vídeos